Federico Contín pinta diez libros cartoneros «Entré en, salí de» de JL Saldaña con fines benéficos. Subasta abierta.

Federico Contín, artista joven y con mucho recorrido, interpreta los libros cartoneros como un lienzo. No pone título, pero pone expresión. Estos libros huelen especialmente bien. Pueden pujar.

Así van las pujas:

Libro 1: 7Mrams

Libro 2: 10 Mpela*

Libro 3: 7Lucí

Libro 4: 10Marcris *

Libro 5: 15€ maríadupl

Libro 6: 7 € aemez

Libro 7: 10Uxu

Libro 8: 20€ iestaregui

Libro 9: 10Mz

Libro 10: 6ElviraL*

¿Cómo se puja? Con un comentario en la entrada. Hacer clic en coment, abajo de las letras moradas.También se puede pujar en mi perfil de facebook o twitter. Los libros se cuentan de izquierda a derecha de arriba hacia abajo.

¿Cuándo acaba la subasta? El 30 de abril. Coincide con el fin del proyecto Libropensadores que, igual que esta subasta, destina el beneficio a Costa de Marfil.

¿Cuándo se paga y cómo se recibe el libro? Se paga en el siguiente número de cuenta después del 30 de abril. El libro se recibe por correo o en mano sin ningún gasto. Dejen un correo electrónico o algún modo de contacto. CAI: 2086 0000 213301197418
CAJA MADRID: 2038 9950 21 6000437137 Asunto: CARTONERO

¿Para qué es el dinero? Para un proyecto en Costa de Marfil de la Fundación Canfranc.

¿De qué va el libro? El libro es de Juan Luis Saldaña y es buenísimo. Lo publica Cartonerita niña bonita. Es una edición única de cien ejemplares.

¿Qué son los libros cartoneros? Libros que surgen de la falta de medios. Cada uno es único e irrepetible. En este caso más, porque lo pintan artistas buenos. Wikipedia y el mundo.

10 libros cartoneros pintados al estilo cry-painting y firmados por J.M.B. Valtueña: «Entré en, salí de». ¡Puja por alguno!

 

José María Valtueña es pintor de profesión. Artista, egocéntrico y escritor prolífico. Un bicho. Copio este texto, que me encanta: Por la controversia de si perteneció o no al revolucionario e histórico grupo artístico Forma, alguien, hace dos días, queriendo saber todavía más, ante un público comprometido le preguntó: “Pero tú ¿fuiste o no del grupo?”. A lo que él contestó: “Claro, fui la querida”.
De 1981 a 1983 promocionó y dio cancha en el BV-80 a pequeños que ahora son grandes de la música y de la escena, como Santiago del Campo, Bunbury, Sabina y Krahe, Mauricio Aznar, Carlos Martín, Santiago Meléndez, Pedro Rebollo o Jaime Ocaña, entre otros, muchísimos, que igual merecen estar aquí. Y por ello, aunque estuvo a punto, tampoco se asfixió

Así están las cosas:

Libro 1: 15 € ire*

Libro 2: 10pram

Libro 3: 15rob*

Libro 4:  10 € vm

Libro 5:  20 € jls

Libro 6: 10 € esperanza

Libro 7:  12 € jagimeno

Libro 8: 15 € Rob*

Libro 9: 15 € mrm

Libro 10: 10marisa

Gracias por todo.

¿Cómo se puja? Con un comentario en la entrada. Hacer clic en coment, abajo de las letras moradas.También se puede pujar en mi perfil de facebook o twitter. Los libros se cuentan de izquierda a derecha de arriba hacia abajo.

¿Cuándo acaba la subasta? El 30 de abril. Coincide con el fin del proyecto Libropensadores que, igual que esta subasta, destina el beneficio a Costa de Marfil.

¿Cuándo se paga y cómo se recibe el libro? Se paga en el siguiente número de cuenta después del 30 de abril. El libro se recibe por correo o en mano sin ningún gasto. Dejen un correo electrónico o algún modo de contacto. CAI: 2086 0000 213301197418
CAJA MADRID: 2038 9950 21 6000437137 Asunto: CARTONERO

¿Para qué es el dinero? Para un proyecto en Costa de Marfil de la Fundación Canfranc.

¿De qué va el libro? El libro es de Juan Luis Saldaña y es buenísimo. Lo publica Cartonerita niña bonita.

¿Qué son los libros cartoneros? Libros que surgen de la falta de medios. Cada uno es único e irrepetible. En este caso más, porque lo pintan artistas buenos. Wikipedia y el mundo..

«Entré en, salí de», 10 libros cartoneros pintados y firmados por la artista Marisa Lanca. ¡Elige el tuyo!

Marisa Lanca es una artista y poeta zaragozana. Ha ganado algún premio de poesía y pinta con mucha sensibilidad. Es autora del cartel de Quitería Martín. Se le puede conocer más en su interesante blog Estoy en el aire.

 

Así están las cosas:

Libro 1: 10 fs*

Libro 2: 18eva*

Libro 3: 15jojo

Libro 4:  20 cr*

Libro 5:  8s

Libro 6:  6,66 € dj

Libro 7:  20 ir*

Libro 8: 10st

Libro 9: 10jlc

Libro 10: 6.10jmm

¿Cómo se puja? Con un comentario en la entrada. Hacer clic en coment, abajo de las letras moradas.También se puede pujar en mi perfil de facebook o twitter. Los libros se cuentan de izquierda a derecha de arriba hacia abajo.

¿Cuándo acaba la subasta? El 30 de abril. Coincide con el fin del proyecto Libropensadores que, igual que esta subasta, destina el beneficio a Costa de Marfil.

¿Cuándo se paga y cómo se recibe el libro? Se paga en el siguiente número de cuenta después del 30 de abril. El libro se recibe por correo o en mano sin ningún gasto. Dejen un correo electrónico o algún modo de contacto. CAI: 2086 0000 213301197418
CAJA MADRID: 2038 9950 21 6000437137 Asunto: CARTONERO

¿Para qué es el dinero? Para un proyecto en Costa de Marfil de la Fundación Canfranc.

¿De qué va el libro? El libro es de Juan Luis Saldaña y es buenísimo. Lo publica Cartonerita niña bonita.

¿Qué son los libros cartoneros? Libros que surgen de la falta de medios. Cada uno es único e irrepetible. En este caso más, porque lo pintan artistas buenos. Wikipedia y el mundo..

Cuando era banquero

Durante un tiempo fui banquero o algo parecido. Trabajé en Iberbox y en el banco de Induraín. En Iberbox, donde nunca hubo legionela, lo pasé realmente bien. Fue una experiencia enriquecedora para mi vida. Aprendí mucho. Ahí me di cuenta de que la cabra tira al monte y de que no conviene encerrar al bicho que uno lleva dentro. Estuve en la central de esta conocida empresa aragonesa y trabajé en el departamento de titulización. En realidad, estaba subcontratado, pero eso no le importa a nadie. Me dedicaba a revisar hipotecas para convertirlas en títulos… Hoy, han aparecido por mi casa unos papeles adhesivos amarillos en los que yo escribía un pequeño culebrón en verso para mis compañeros. Utilizábamos estos papeles como marca en el estante de expedientes. Con mi pequeña historia, les amenizaba el día.  Me ha apetecido copiarlo aquí para recordar que todos los caminos llevan a Roma. Hay tecnicismos que no recuerdo ni yo y que me sorprenden al leerlos. Un banquero de hipotecario se partirá, supongo.  Lo llamé «Titulízame así«:

Una nota simple nueva y un seguro sin continente se conocieron  dentro de un expediente. Pronto se enamoraron, tuvieron una aventura y se fueron a vivir dentro de una escritura.

Pero apareció Miguel y puso el seguro actual, todas se fijaron en él, era  un poco metrosexual. Con esa tinta tan fina, su beneficiario Ibercaja, era el jefe del expediente, era el rey de la baraja.

Una vez titulizado, este expediente tan bueno, fue subido en un carrito para ir con Ana Moreno. Y al entrar al ascensor, los que llevaban el carro, no vieron a un interventor y con él colisionaron.

Así que el seguro pijo, aprovechando el follón, se acercó a la nota simple y empezó a darle el tostón: «vente conmigo, deja a ese impotente, no tiene carisma, ni tiene continente».

La nota simple ya no pudo más y acabó liada con un Invifas. No sabía si le podría amar, pero le ponía lo de Valtasar.

Al quedarse tan tirados, los seguros se sintieron subnormales y les tiraron los tejos a las notas registrales: éstas respondieron, qué desilusión, el uno sin continente y el otro sin dirección.

Una titulizadora lo vio y con paciencia puso al expediente otra vez con incidencia. -¿Quién ha hecho este expediente? ¿Acaso estaba borracho? No, respondieron de arriba. Creo que lo hizo un tal Nacho.

Al enterarse de que un seguro nuevo iba a llegar, la nota simple dejó plantado a Valtasar. Se dijo «esta es mi ocasión, me voy de tiendas a la tasación». Los dos seguros y Valtasar dijeron: «a las tías no hay quien las entienda. Vámonos de farra a la declaración de Hacienda».

Entré en Carrefour

Entré en Carrefour montado en mi elefante Anónimo.

Un señor con porra me dijo que debía meter a mi elefante en una bolsa de celofán por aquello de los robos.

-Usted verá- le dije.

El hombre de la porra vio y no venció. Me dirigí a la sección de frutería y hortalicería. Después fui a la caja 4 en la que siempre está la señorita Yolanda.

-Señorita Yolanda, acuda a caja 4- le dije con intención de ligar.

-Vete a la mierda- me respondió con intención de mandarme a la mierda.

-No tengo tarjeta cliente. No la quiero. No quiero llevarme chorizo de pavo en oferta. Tengo un elefante embalado. Te amo.

En silencio, pagué mi calabaza. Salí de Carrefour.