Breve diccionario de la estafa política

Una de las formas más sutiles de estafa está en el lenguaje. Ya sabemos que algunos políticos nos estafan en la parte económica. De eso ya se habla mucho. Sin embargo, no se habla de la otra estafa, de la estafa de las ideas. Estos políticos carecen de la formación necesaria y no se plantean mejorarla mientras ocupan su cargo. Aquí dejo una traducción personal de una selección de términos que escucharás con frecuencia y que otros repiten sin criterio. No pretende ser un diccionario político, solo una recopilación de palabras con una explicación más fiel. 

Con la siguiente lista de palabras pretendo hacer una reflexión, desenmascarar a algún jeta y pasar un buen rato. También propongo abiertamente el complejo reto de prescindir del uso de estas palabras con los significados que aquí expongo. Es preciso plantarse ante tanta imbecilidad. Estoy abierto a nuevas incorporaciones, a mejoras y matices. Agradeceré que las pongáis en los comentarios de este artículo.

 

Actuación

Hacer obras, pintar, reparar algún objeto o lugar. Simplemente, los políticos creen que queda mejor, más técnico. En el siguiente ejemplo, un concejal se refiere a pintar encima de un rótulo. Como curiosidad, conviene ver más abajo la palabra "intervención", que en el lenguaje político toma un significado casi artístico.

actuación

Altura de miras

Es lo que hay que decir cuando quieres que alguien que no piensa como tú haga algo que a ti te parece oportuno. También sirve para justificar una buena bajada de pantalones.

altura-de-miras

 

Centro de interpretación

Excusa para poner un bar y un tenderete en un entorno natural, histórico o cultural. Los centros de interpretación crecen como setas y los hay sobre temas increíbles. Son un sacaperras. Suelen estar llenos de paneles informativos, audiovisuales y tonterías parecidas. Hay lugares como la Laguna de Gallocanta que tienen dos centros de interpretación.

Crispación

Estado de enfado general en el que la culpa es del otro. Estuvo de moda hace un tiempo y parece haber caído en desuso.

crispación

Consenso

Estado utópico en el que todos piensan igual. Es muy útil hablar de consenso cuando un rival político que manda toma una decisión discrecional que toca asumir.

consenso

Deriva

Metáfora absurda que se utiliza con abuso y sin criterio para hablar de la trayectoria o del comportamiento de personas o grupos.

deriva

Clic en imagen para ver noticia completa.

Dinamizar

Echar algo de dinero -no mucho- a alguna iniciativa de barrio o minoritaria para quedar bien. También se utiliza como sinónimo para mejorar algo o de favorecer inciciativas a los que no les vas a dar ni agua. 

 

Diversidad funcional

Impedido, inválido, disminuido o discapacitado son palabras muy feas. Ahora hay que decir "persona con diversidad funcional" para que nadie se enfade. También es un caso de idiotez personificada como puede verse en el ejemplo.

diversidad funcional

El conjunto de

Expresión en singular para hacer referencia a un grupo que se supone que es plural. Suaviza un poco el mensaje en algunas zonas conflictivas y desvía también el problema de género. En lugar de "los españoles", hay que decir "el conjunto de los españoles".

Clic para leer noticia completa.

Emprendedor

Empresario de poca monta. Persona a la que hay que sacar del paro y motivar con subvenciones y cuentos para que se emocione y quiera montárselo por libre

emprendedor

En clave política

Expresión de relleno que utilizan los políticos y los que chupan del bote institucional como si hubiera otras claves. En el caso terrorista y de delincuencia, parece que sí que hay otras claves, claro. Pero no suelen decir en clave terrorista.

en-clave

 

Escalada de violencia

Forma de denominar a un conjunto de acciones violentas que van en aumento y de las que se desconoce su origen real. La palabra escalada parece justificar la causa.

escalada

Escenario

Metáfora absurda y omnipresente que se utiliza para hablar de una situación concreta. Se utiliza también mucho el verbo escenificar para hablar de actos concretos que se hacen con una supuesta intención.

escenario

Excelencia

Perfección de garrafón tipificada. La perfección no existe. La excelencia viene a suplirla y a servir como excusa para organizar congresos, dar becas, premios y subvenciones. Un sacaperras de primer nivel.

excelencia

Frentista

Se utiliza como calificativo en tono de reproche y admite la variación “frentismo” como generalización. El frentista es alguien que se coloca por sistema en contra de algo. Uno, a veces, no puede evitar ser calificado de frentista. Es el mismo caso que ocurre con la expresión “intolerante”, el rival siempre considera frentista a su oponente.

frentista ok

Gobernabilidad

Es una palabra muy útil para justificar que los pactos posteriores a las elecciones se hagan como uno quiera. Suena digna, casi como democracia, que se puede decir siempre y te hace quedar bien.

goberna

 

Hoja de ruta

Metáfora naútica recurrente y absurda que consigue presentar un plan o un programa, pero de forma difusa y con compromisos vagos y nada concretos.

hoja de ruta

Implementar

Significa poner en marcha algo que ha costado mucho dinero. Se utiliza esta palabra para darle importancia al gasto. También se usa para darse tono o hacerse el importante cuando lo que se pone en marcha es algo que no entiende nadie. 

Integral

Palabra que hay que intercalara en los discursos y en los proyectos y reglamentos. Da un toque de credibilidad, tecnicismo y seriedad.

integral

Intervención

Cuando un artista subvencionado va a sacarle las perras a la institución de turno esta es una palabra perfecta. Por lo visto, las rotondas de España están llenas de intervenciones artísticas infames.

intervención

Lealtad institucional

Arma arrojadiza que sirve para exigir a otros partidos políticos que hagan algo que te parece correcto a ti. 

Líneas rojas

Límites que hay que simular en cualquier negociación. Cambian con el tiempo y la conveniencia. No dicen si son líneas rectas o curvas, pero está claro que son muy curvas y adaptables. Si eres periodista, debes repetirlo muchas veces.

lineas-rojas

 

Marco de diálogo

Metáfora cansina y repetitiva que se refiere a un grupo de personas que se sientan a hablar sobre algo, aunque al final se hace lo que diga el que manda.

marco diálogo

Movilidad

Acción de ir de aquí para allá en coche, tranvía, bici, metro o lo que sea. Antes se decía transporte, pero movilidad queda más a la moda, se oye más y se dice más. Resulta cansino y aburrido. Cuando se junta con sostenible, es para mear y no echar gota. A veces, estas expresiones, acaban convirtiéndose en cargos. Es la idiotez personificada, nunca mejor dicho. Frente a la movilidad sostenible, propongo el transporte eficiente.

movilidad

Multidisciplinar

Palabra que se emplea para justificar un refrito. Funciona muy bien acompañada de solidaridad, sostenibilidad y tolerancia. Sirve como excusa y aliño para eventos, saraos y programas culturales y sociales. Es conveniente meterla dos o tres veces en cada discurso. Si se te ocurre hacer cualquier cosa diferente a tu ocupación habitual, es muy probable que este apelativo te caiga con frecuencia.

multidisciplinar

Normalidad democrática

Coñazo absoluto. Fórmula para decir que el día de las elecciones es igual de repetitivo que siempre y poner en la foto unas monjas votando Está muy bien considerada entre la clase política. A los políticos les suele gustar defender la normalidad democrática, como si fuera un valor supremo. Si te metes con ello, hablan irremediablemente de Franco.

normalidad

Poner palos en las ruedas

Metáfora infame y retorcida que solo utiliza la clase política. Si pones palos en las ruedas de los coches oficiales no suele pasar nada. Los palos molestan a las bicis y a los carromatos. ¿Quién se inventaría esta majadería? Seguro que el mismo que inventó el verbo "traspapelar". Poner palos en las ruedas es molestar o poner inconvenientes y trabas en algún proceso.

palos en las ruedas

Poner en valor

Expresión originaria del francés que se repite constantemente para justificar que se van a dedicar partidas presupuestarias a algo. “Poner en valor” la obra de Goya significaría gastarse una pasta en su museo y así sucesivamente. Se repite más que el ajo y se puede sustituir sin ningún problema por la sencilla palabra valorar.

poner en valor

 

Problemas de agenda

Excusa que se utiliza cada vez con más descaro para decir que se te ha olvidado algo, que prefieres ir a otro sitio distinto al que te habías comprometido o que no te da la gana de ir a algún lugar.

problemas de agenda

 

Salud democrática

Sirve para justificar actos de todo tipo desde un punto de vista un poco alejado de la democracia. La salud democrática se basa en una visión histórica y revolucionaria de garrafón. Cuando alguien hace algo feo, se dice que es porque hay salud democrática y a correr.

salud-democratica

Sentido de Estado

Cuando quieres que alguien dimita o que algo te beneficie, pides que el adversario tenga "sentido de estado". Es una expresión muy útil para hacerte el bueno o justificar una dimisión cuando te han pillado bien. También es una buena expresión para justificar una bajada de pantalones.

sentido-de-estado

Sinergias

Excusa para aprovecharse del trabajo de los demás o para juntar lo bueno con lo malo y disimular. También es una forma absurda de decir colaboración. Si eres coach o algo así, debes buscar sinergias por todas partes. "Implementar Sinergias" es para nota. 

Sostenible

Término que viene del ecologismo y que los políticos han utilizado con abuso y sin sentido para casi todo. Es una palabra que no se sostiene, pero hay que ponerla en cualquier actividad que se haga para quedar bien y trincar alguna subvención. Hay muchas actividades que deberían ser rentables o útiles, pero solo importa que sean sostenibles.

sostenible

Taller

Sirve para disfrazar y dar un aire de mayor importancia a los cursillos, clases y  charlas en los que alguien trinca y otros, si hay suerte, se entretienen y si no, aguantan carrete. Si no organizas un taller de cualquier cosa, no eres nadie.

taller

Territorio

Superficie de terreno sobre la que un chupatintas fundamenta su medio de vida a corto y medio plazo. Hablar de territorios genera unidad frente al que no está dentro. Esta palabra es una plaga y se pone delante de cualquier cosa para darle empaque. Territorio Dinópolis, Territorio Ternasco, Territorio de la Escopeta Vieja.

territorio

Tolerancia

Sucedáneo maleable del respeto. Sirve para todo. Aunque quiere pasar como tal, no es un valor. Se puede usar como arma arrojadiza con la expresión "intolerante". Es un concepto difuso que se aplica más a las ideas que a las personas. Algunas ideas son intolerables y no pasa nada, por ejemplo.

tolerancia

Clic para leer noticia.

Tolerancia cero

Está más de moda que su hermana la tolerancia. Ningún valor con un cero detrás tiene sentido. Tolerancia cero es un modo de decir que no se permite algo porque está muy mal visto por todos. Tabla de la tolerancia aquí.

tolerancia cero

Trasladar

Es una forma absurda de buscar un sinónimo a comunicar, contar, explicar. Seguramente, se hace para darle al asunto un interés que no tiene o por mera imitación. Parece que las informaciones sean pesadas como muebles y resulte necesario su traslado. Pronto, el camarero dirá en el restaurante: "les traslado el menú".

trasladar

Vertebrar el territorio

Metáfora absurda concebida para tejer una red de contactos y de elementos materiales para tener la información y los resortes de poder para así poder trincar y no perder la silla. En Aragón, esta metáfora se ha convertido en cargo. Tenemos Consejero de Vertebración del Territorio. Otro caso de idiotez personificada.

vertebrar el territorio

Visibilizar

Palabra que sirve para justificar una discriminación positiva hacia un colectivo que esté más o menos a la moda. Explica acciones desmesuradas, justifica subvenciones, ciclos, festivales y concursos. 

Voluntad política

Es como problemas de agenda, pero más institucional. Si al político no le da la real gana de hacer algo es porque no hay voluntad política de hacerlo. En este caso, no hay voluntad política de subvencionar la edición de este diccionario político. Voluntad política=salir de los huevos.

volpol

Han colaborado

Me han ayudado en la confección de este diccionario las siguientes personas: Javi Capitán, Ángel Lafita, Lorenzo Pastor, Javier Martín, Asier Muñoz, Pedro Martín, Mario Jonathan Berón Bruna, Javier de Sola, Chema López Juderías, Ricardo Pereda y Vicente Catalán. Gracias a todos.

Quatricomía, sangre y otros asuntos domésticos

Se abren las compuertas. Salgo a la puta calor como un toro. Es la tarde de la cultura y de la letra negrita. Voy a la Facultad de Derecho a ver una exposición de pintura y a revivir viejos traumas. Quedo con el ángel negro Diego Tejedor que me aguanta y me espera. Estoy en frente de casa de los padres de Luis Cebrián. Mando una nota de voz a Luis Cebrián en la que hablo de una enorme nevera portátil en la que estoy metido, rodeado de botellas de Schweppes limón. El anunció de Schweppes limón era una promesa y un sueño. Tu vida cambió. No eres como ayer. Hoy todo es mejor, sabes escoger. Antes de que llegue Diego, aparecen Miguel Frago y Jonatan Abadía. Van al mismo sitio que voy yo. Hablamos del trazo y la textura y llega Diego. Lo mejor de Derecho siguen siendo las chavalas. La biblioteca de la CAI. El infierno. 

Entramos por la puerta principal. Por la misma que entré cuando tenía dieciocho años con la intención de empezar bien mi carrera. En el vestíbulo de la llamada zona noble hay colgados cuadros de Fran Gil, Lorena Pérez, Pilar Ornaque y Federico Contín. El decano dice que la presentación será en la sala de juntas y nos vamos para allá como un rebaño dócil. El decano habla o quizá lee algo que se ha preparado. Después habla Contín y recuerda los tiempos en los que pintaba pancartas contra los terroristas. Lorena Pérez y Pilar Ornaque dan las gracias y explican que, gracias a Dios, no estudiaron derecho. Fran Gil dice que siempre que haya cultura, debería haber pintura. Justo en el momento en que una rubia perturbadora entra en la sala de juntas, todos nos levantamos y nos dirigimos a ver los cuadros. Hay de todo. Vayan a verlo. Me voy al baño con Diego y veo a una profesora de Derecho Internacional subir la piedra de Sísifo hasta lo más alto. Recuerdo los suspensos, las cornadas, las horas de duda, el sueño tremendo, la pereza, el chándal, los profesaurios y los dictadores. Con su pan se lo coman. Paco Baltar se mueve como un ángel por la escena. Un ángel bueno. Hay una variación del autorretrato del pintor Francisco Pradilla hecho por Contín que es una orgía de color. Las cuencas de los ojos son un mundo. Fran Gil ha dejado colgadas en la facultad que tanto le atormentó unas joyas que merecen una visita. Me sorprende una que se llama "Las doce del mediodía". Entrando a la derecha está el León de Lorena Pérez. Miau. Mucho ojo a su Ortega Cano-Baco y a la "Última Cena de Disney". Pilar Ornaque es otro mundo, un mundo interesante y atractivo, que abre puertas y hace pensar. Hay que ir a ver esta exposición. Se llama Quatricomía. Dicen que va a ir a verla Manuela Carmena un día de estos. Suerte. 

Nos vamos a los Portadores de Sueños. Por portar que no quede. En la escalera de derecho, Fran Gil nos dice que a veces tiene pensamientos violentos y que otras veces nota sentimientos de gratitud y amor hacia todas las personas. Nos ha jodido. Caminamos por el campus. ¿Por qué llamamos 'campus' a este jodido asfaltus? Se presentan dos poemarios de la colección "La gruta de las palabras". Octavio y Carmen. Carmen y Octavio. Generación. Militancia. Habla Fernando Sanmartín. Hemos venido a buen paso el Insaciable y yo. Sudamos como perras. Escuchamos a Fernando Sanmartín, con esa voz de cadencia única, de calma marina y transparente. Después, habla Enrique Cebrián. Se ha puesto las gafas de Unamuno. Dice todo lo que hay que decir. Explica las nuevas voces y los viejos temas de "Con la llegada de la sangre" y "La vida doméstica". Hablan los autores después. El tiempo nos trae el silencio. Hablan, pero parece que preferirían no hacerlo. Quizá, ya esté todo dicho. Susan Q. me dice que da clase a niños a más de treinta grados. Paco Doblas, Javier de Sola y Bruno Aceña callan más de lo que saben. Por ahí andan Santi Rex y Antonio Estación. Aguirre hace de niñero con Sabina, la hija sonriente de Eva Puyó. Rodolfo Notivol, Pablo Ferrer, David Mayor. Conciencia de clase. Estilo. A la fila para que me firmen. La hermana de Octavio dice por whatsapp que su hermano ha adelgazado. Los gemelos Gómez García y el facebook. La desinhibición. Echamos de menos a David Giménez.

¿De verdad soñaste con Errejón? Así fue. Sueño mucho. Duermo raro. Veo dimensiones inexplicables. Al despertar, la vida me parece aburrida. Soñar con Errejón no es lo malo. Lo malo es contarlo. Cuando leo los poemas de Carmen y Octavio me parece como si los hubirera escrito yo. Sé lo que significa la noche. San José de Calasanz desembarcando en Catania. Me hablan de una película. Me voy con mi ángel a casa. Paramos en el Caracol Peludo, un nombre impropio para una terraza burguesa y mediopensionista. Se levanta un viento desmesurado que casi se lleva nuestros libros. Caen algunas gotas. Se dibujan las siluetas de Sanmartín y Aguirre en el bulevar. Paran. Les presento a Diego. Se van. Ese tío tradujo a Aristóteles al vasco y tenerlo de amigo en Facebook es una puerta abierta a otro mundo. Nos vamos. Luz en casa de Melero. En el puente de los Gitanos me encuentro con el fantasma de Hans William Debot que me mira y me dice ¿qué hay de lo mío? Me mando un mensaje de audio a mí mismo. Mañana hablamos. 


 

El efecto espejo

En la esquina de la Avenida de la Toma con la Calle 13, en Neiva, Colombia, un señor de cincuenta años y una chica de diecinueve se encontraron de frente en un espacio reducido al girar la esquina que forman ambas calles.
El señor intentó salir por su izquierda. La joven quiso hacerlo por su derecha. No fue posible. Entonces, él quiso salir por su derecha y ella trató de hacerlo por la izquierda. Sonrieron tímidamente. Volvieron a intentarlo, pero tampoco fue posible.
Pasados unos días, ambos personajes siguen atascados en lo que se ha dado en llamar el ‘efecto espejo`. Algunos curiosos se detienen en la calle a observarlos. Es un espectáculo llamativo. El colegio de matemáticos de la región estudia las posibilidades de que este bucle se rompa y no ha llegado, por el momento, a conclusiones significativas.

Dentro del ámbito de lo privado

Desde el Movimiento por el Ámbito de lo Privado hacemos las siguientes exigencias:
-Todos los creyentes en la religión del fútbol deben mantener su fe dentro del ámbito de lo privado. Deberán abstenerse de ir a estadios y de expresar sus aficiones en la vida pública. Deberán dejar de gritar gol por las ventanas.
-Todos los creyentes en la religión del llamado «running» deberán mantener su fe en el ámbito de lo privado. Deberán abstenerse de cortar calles y de ir por la vida con ropajes fluorescentes.
-Todos los creyentes en la religión del Gin Tonic deberán abstenerse de hablar de ello y mezclarán y beberán sus bebidas en el ámbito de lo privado.
Y así sucesivamente.
Todos pueden hacer todo con libertad democrática, solo faltaba, pero en el ámbito de lo privado.

Bajar la persiana

Hay un tipo con traje, corbata y maletín en mi balcón. Me mira desde el otro lado del cristal. Vivo en un octavo. La puerta está cerrada. Parece un vendedor de seguros o un abogado. Pone cara de buena persona. Es probable que haya llegado volando. También puede haberse descolgado desde el noveno con una cuerda. Quizá entró ayer por la puerta de la calle y se metió en mi balcón. Desconozco la respuesta. No es la primera vez que me pasa esto. Voy a bajar la persiana. Seguro que mañana ya no estará allí.

Bajé a reciclar

1.

Bajé a reciclar en pijama en señal de protesta.
Allí estaba John Voight vestido de cowboy. Mascaba chicle. Me miraba.
Eché el plástico en el contenedor amarillo.
Aplaudió.
Eché las botellas en el contenedor de vidrio.
Aplaudió.
Eché el cartón al buzón azul.
John aplaudió y los flecos de su cazadora se movieron a cámara lenta.
-Has salvado el puto planeta una vez más, tío -me dijo.
No me atreví a mirarlo.

 

2.

Bajé a reciclar para estirar un poco esa correa voluntaria que se llama familia.
En los contenedores me encontré a Cameron Díaz.
-Estoy salvando el mundo -le dije.
-Déjate de mierdas -respondió- y dame lo que llevas en la bolsa. La vida no me ha ido bien.
Dudé. Podría salvar el mundo o ayudar a Cameron Díaz. Busqué palabras en mi mente, alguna frase hecha o un refrán, pero solo se me ocurrió esto:
-Espero que lo entiendas.
Y lancé la bolsa al fondo del contenedor amarillo.

 

 

3.

Bajé a reciclar para dar un respiro al planeta.
En ese momento llegaba el camión de la basura. Cuando frena, el camión de la basura hace un ruido agudo que está afinado en el mismo tono que el «Bendita y alabada sea la hora».
Hablé con los operarios de la contrata FCC.
-Ustedes son dos ángeles surfistas de la noche. Gracias por su trabajo.
Me miraron con cara de pena. Se marcharon. Me fui. Mientras entraba en mi casa, escuché otra vez la voz de cientos de infanticos frenando con su canto al camión de la basura.

 

4.

Bajé a reciclar vestido de torero.
Hay una expresión que dice que si te dan una buena leche puedes acabar vestido así.
Entré a matar al volapié en el contenedor amarillo con una botella de Trina vacía. La estocada fue un poco pescuecera, pero efectiva. El respetable pidió la vuelta al ruedo. Me cayeron dos pinzas de la ropa y un chorro de agua de un aire acondicionado desbordado.
Volví a casa por la puerta grande.

 

5.

Bajé a reciclar para dejar a nuestros hijos el mundo que nos gustaría que nos hubieran dejado nuestros padres o algo así.
Subida en el contenedor amarillo estaba Paloma del Río.
-Te hacía en Río, Paloma del Río.
-No tiene ni puta gracia. Vengo en carne mortal a decirte con esta voz de institutriz solemne que no te burles del reciclaje ni una vez más o acabaremos contigo.
Iba a preguntarle si me estaba amenazando, pero eso se hace en las películas malas. Me había amenazado claramente.
Paloma saltó del contenedor con un carpado adelante y desapareció.

 

6.

Bajé a reciclar para frenar el calentamiento de los polos y calipos.
Dentro del contenedor de basura dormitaba Bustamante.
-Me has despertado- me dijo.
-Lo siento. No te había visto.
-Te concedo tres deseos- respondió, mientras se quitaba de la cabeza una cáscara de naranja. Soy genio en mis ratos libres.
-Gracias. Sólo quiero uno.
-Qué raro. A ver.
-Que vuelva el gusano del amor del Parque de Atracciones.

 

7.

Bajé a reciclar tras leer los planes de la Agenda 21 contra el Cambio Climático en Bujaraloz.
En el contenedor azul estaba Antonio Banderas.
-Podría vivir mi vida. Jugar al golf, desaparecer. ¿Sabes? Pero no soy así. Me pongo un traje de mierda y voy a una gala para salir en las revistas rodeado de tías buenas y ayudar a no sé quien. Soy buena persona.
Eso me dijo Antonio Banderas mientras yo tiraba una litrona en el contenedor de vidrio. Le miré y le dije:
-Nunca has roto un plato, Antonio. Tira esta otra litrona al contenedor y siéntete por un segundo un vándalo. Luego, vete en paz.

 

8.

Bajé a reciclar para desconectar.
-Desconectar es de pusilánimes -me dijo Rafa Nadal, que estaba apoyado en el contenedor verde -yo no desconecto nunca.
-¿Cómo sabes lo que estaba pensando? -le dije.
-Tengo superpoderes. Juego mi mejor tenís. Tengo un sobaco mágico y español que todo lo puede.
-¿Podrías morder esta botella antes de que la eche al contendedor?
-Claro. Estoy muy bien educado. Soy un ejemplo para todos.
Rafa mordió la botella y yo no volví a desconectar nunca.

 

9.

Bajé a reciclar para frenar el cambio en la distribución estadística de los patrones meteorológicos durante un periodo prolongado de tiempo. Allí estaba Usain Bolt.
-Todos te admiran, pero yo no -le dije.
-Deberías hacerlo. ¿Por qué no me admiras?
-No te atreves a competir contra tu mayor rival.
Usain hizo gestos de rapero.
-No te entiendo -me dijo.
-Corres contra los demás, pero ya no corres contra ti mismo. Eres un perdedor.
Eché una bolsa llena de aire al contenedor amarillo y Usain Bolt se puso la capucha.

Mi colección de Coca Colas de garrafón

Cuando un amigo se marcha de viaje, le pido que me traiga coca colas de garrafón del lugar que visita. Nadie me hace caso. Explico mi colección, pero la gente me mira como si yo fuera idiota o como si estuviera bromeando. No es broma. Colecciono coca colas de garrafón como otros coleccionan libros, coches o mecheros. No es tan grave, ni tan raro. Hay una belleza en la emulación y un ingenio cutre en la imitación que me fascina. Las mil versiones de una misma historia. La coca cola falsa es un arte.

Con un enlace a este artículo, la gente me tomará más en serio y quizá esta colección crezca y merezca estar en una vitrina en la Carpa del Ternasco.

He decidido mostar mi colección y pedir ayuda a todo el que aparezca por aquí. Estoy abierto a recibir donaciones y colaboraciones, además de consejos, apreciaciones y lo que haga falta.

Como podéis comprobar, trabajo los rediseños y las coca colas Zero si son diferentes de la titular o si no hay titular.

  1. Cola Aliada.  Caduca en septiembre 2016. Conseguida en el Corte Inglés de Zaragoza. Llena.

coca cola coleccion saldaña (1)

2. Look Cola: Cola francesa donada a esta colección privada por Maru De Los Pelos.  Caduca en julio de 2016. Llena.

coca cola coleccion saldaña (18)

3. Highway Cola: Cola Holandesa donada a la colección por Diego Celma en una de sus Historias de Diequito. Caducada en octubre 2015. Vacía.

coca cola coleccion saldaña (20)

4. Cola Classic: Flagrante cola de garrafón de Carrefour. Caducada en abril de 2016. Llena. Conseguida en el Carrefour de Zaragoza. Llena.

coca cola coleccion saldaña (21)

5. Refresco Cola Covirán: Encontrada en un supermercado 24 horas de Sevilla. Caducada en mayo de 2016. Interesante ejemplar que ni siquiera intenta tener un nombre propio. Humilde. Llena.

coca cola coleccion saldaña (23)

6. American Cola: cola de la mítica marca SPAR. Encontrada en el SPAR de un pueblo aragonés. Caducada en junio de 2016. Llena.

coca cola coleccion saldaña (17)

7. Colombiana La nuestra: ejemplar regalado por el periodista Pablo Ferrer tras un viaje a Colombia. Caducada en enero de 2016. Llena.

coca cola coleccion saldaña (19)

8. Cola Hacendado: Cola de garrafón de la marca blanca de Mercadona. Encontrada en un Mercadona cualquiera. Caducada en junio de 2015. Vacía.

coca cola coleccion saldaña (15)

9. Alteza Cola: grata sorpresa encontrada en un Bonarea del casco antiguo de Zaragoza. Caducada en junio de 2016. Llena.

coca cola coleccion saldaña (12)

10. Vimto: No está claro que sea Cola, pero no pienso comprobarlo. Encontrado en un paquistaní de Barcelona. Caducada en febrero de 2015. Llena.

coca cola coleccion saldaña (11)

11. Berta Cola: Diseño antiguo de una cola de garrafón pujante. Encontrada en un Simply de Zaragoza. Caducada en junio de 2015. Vacía.

coca cola coleccion saldaña (10)

12. Berta Cola Rediseño: Reformulación del diseño de un icono de las colas de garrafa. Muy en la linea de Apple, buscando las esencias. Caducada en julio 2016. Llena.

coca cola coleccion saldaña (9)

13. Tab: Aunque es un producto oficial de Coca Cola, me gusta tenerlo porque es decadente y fue un fracaso. Tiene, además, un diseño muy de garrafón. Encontrada en Matalascañas. Caducada en mayo 2015. Vacía.

coca cola coleccion saldaña (8)

14. Sai Si: Encontrada en un chino barcelonés. Lleva una pegatina por detrás en la que dice que caducó a principos de julio de 2016. Llena.

coca cola coleccion saldaña (7)

15. Freeway Cola Cero: Cola de garrafón habitual hace tiempo en diversos supermercados. Encontrada en un Simply. Caducada en diciembre de 2015. Vacía.

coca cola coleccion saldaña (6)

16. Consum Cola: La cola del grupo Eroski. Difícil de encontrar. Este ejemplar, encontrado en Valencia, sufrió un golpe y está en parte esbafado. Llena. Caduca en marzo 2017, algo que no puedo entender.

coca cola coleccion saldaña (4)

17. Cola Día: Icónica cola que no necesita más que la palabra cola y el logotipo de su cadena de supermercados para identificarse. Caducada en noviembre de 2015. Vacía.

coca cola coleccion saldaña (5)

18. Casera Cola: mítica cola. Veterana en el gremio, que ha buscado diferenciarse por un cambio en la forma de la lata. Caducada en abril de 2015. Vacía.

coca cola coleccion saldaña (2)

19. Solo Kola: Donación particular de Maru de los Pelos Estilistas. Encontrada en Francia. Caduca en agosto de 2016. Tiene un color especial.

coca cola coleccion saldaña (25)

20. Planet Cola zero: cola de garrafón de Auchan. Encontrada en Alcampo Utrillas. No había la misma versión en cola normal. La sigo buscando. Caduca en julio de 2016.

coca cola coleccion saldaña (24)