El dinosaurio todavía estaba allí

Ponle una nota, por favor
[Total: 0 Average: 0]

La maquinaria del Estado se mueve como un viejo dinosaurio, lenta y pesadamente. Es exigente e inflexible para pedir obligaciones y lenta y tibia para brindar servicios y protección. Además, es cara y compleja. La Administración acaba siendo chufa para muchos políticos que encuentran en un cargo una forma de vivir del cuento. Tenemos muchas instituciones que, lejos de mermar, siguen creciendo en espació y en número de personas. Detrás de esta maquinaria se sitúa la información, que va siguiendo al monstruo y contando partes de su realidad que puedan interesar. Por el camino se quedan muchos problemas sin resolver. Asuntos que en su día fueron grandes noticias, acaban en la más absoluta ignorancia. Así está montado el chiringuito.

3 thoughts on “El dinosaurio todavía estaba allí

  1. La administración más cara de Europa, gobiernos regionales, diputaciones, consejerias a tuti plein, asesores de imagen, asesores para como vivir mejor del cuento, como mentir mejor, etc, seria muy largo enumerar toda la maquinaria al servicio de estos vividores y por si fuera poco, embajadas catalanas, ¡AH! se me olvidaban las subvenciones que reparte ZP como si fueran gominolas, para callar bocas, los chiringuitos socialistos no están en crisis.

  2. Pues sí. Menos mal que los españoles tenemos al PP (y al PAR, no te lo pierdas) que es inmune a la corrupción, como ya nos dijo el hombrecillo insufrible. Y también al clientelismo. Sin lugar a dudas, hombre.

    Nunca he sido partidario de meter a todos los políticos en el mismo saco, aunque resulta tentador. Algunos políticos viven del cuento. Otros muchos no (yo conozco a algunos, y pondría la mano en el fuego por ellos sin dudar. Sinceramente, no creo que me la quemara).

    De igual manera, algunos taxistas suelen circular entre dos carriles o darte un rodeo para cobrarte más. Otros muchos no. Desde luego que la maquinaria del Estado deja mucho que desear, pero creo que es lo mejor que tenemos y debemos procurar conservarlo y mejorarlo. Si se deja todo en manos privadas ya estamos sufriendo lo que sucede… Eso sí, la lucha contra el burocratismo y contra los cargos inútiles, a muerte. Pero ojo, también en las empresas privadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.