Jornada de refracción

Desde hace un tiempo, escucho un programa de radio grabado, un podcast. Está producido por un fondo de capital riesgo que se llama K-Fund. En este espacio se entrevista a personas que han montado empresas y que, más o menos, han tenido éxito. Se habla de inversión, trabajo, creatividad, esfuerzo, dedicación, innovación y otros asuntos. En general, la gente que aparece está muy preparada, es divertida y nada estirada, tiene experiencia, habla idiomas, ha visto mundo, no se da mucha importancia y reconoce sin problemas que se ha equivocado unas cuantas veces. He escuchado más de cuarenta programas ya y en ninguno he oído quejas sobre la coyuntura económica, no ha sonado la palabra subvención y no he registrado ni una sola alusión al mundo político. Esta es mi conclusión: aquí está el talento. Estos son los que valen.

Sigo con distancia la campaña electoral. Veo con algo de vergüenza ajena los debates. Algunos de los candidatos no son capaces de defender sus titulaciones académicas con solvencia. Otros tienen que esforzarse en justificar su coherencia vital, familiar y afectiva. Todos dedican sus mayores esfuerzos a defender a sus organizaciones. Su mayor argumento es propagar el miedo a los extremos. Reflexión es lo que hace la luz ante un espejo: te muestra lo que hay. Refracción es lo que hace la luz a través de una lente: mirar más allá. Feliz jornada de refracción.

Normalidad

Mirad lo normal que soy. Pongo lavadoras en la jornada de reflexión. Salgo a correr. Como churros con mi mujer. Mirad mi santa normalidad democrática. Toco la guitarra con corista. Canto Comandante Ché Guevara. Soy el elegido. Mirad estos zapatos. Soy como vosotros. Voy a ver a mi hijo al fútbol. Compro borrajas ecológicas. Sonrío, saludo a las señoras. Mirad cómo voto. Saludo a los miembros de la mesa. Sonrío más. Las urnas son una fiesta. Hubo un tiempo en que no se podía votar, pero yo lo arreglé todo para que ahora votéis. Votad bien, ya me entendéis. Votad para que no vengan esos que ya sabéis. Hay que pararlos, hay que echarlos, hay que frenarlos. Son el mal.

Os he prometido cosas y las voy a cumplir. Haré maravillas con vuestro dinero. No me quedaré nada que no me corresponda. Mi negocio no es escalable. ¿Queréis metro? Os daré metro. ¿Queréis más tranvía? Os daré tranvía. Comeremos fruta y reduciremos las emisiones. En realidad, ya sé lo que queréis. Conozco todo lo que necesitáis, pero no está de más prometer. Los no cínicos y los no cursis no sirven para este oficio, ya sabéis. Las palabras se las lleva el Ebro, aunque, a veces, se atascan en los azudes. Si me mandas a la oposición no podré hacer todo esto que te digo, pero me esforzaré en controlar a esos malos que te decía. Cuento contigo para seguir trabajando por un futuro mejor para todos los buenos, ya me entiendes.

Marrón Obligatorio

Hace unos días, el ayuntamiento presentó la novedad del cubo marrón de los residuos orgánicos. En las informaciones que dieron los compañeros de los medios de comunicación, se repitió la siguiente frase “todavía no es obligatorio”. A nadie le llamó la atención, pero es un hecho grave. Detrás de esa frase hay una serie de reflexiones muy interesante: ¿puede un ayuntamiento obligar al ciudadano a separar las cabezas de las gambas de la tapa del yogur? ¿Hay alguna medida coercitiva que pueda obligarnos a hacer esto? ¿Revisarán nuestra basura? ¿Entrarán en nuestra casa? ¿Pondrán una cámara en el cubo? ¿Se han leído la Constitución?

Y aquí les dejo otra reflexión. Los residuos los gestionará una empresa de capital chino. Hace poco era propiedad de Forentino Pérez. El ayuntamiento apañará algunas deudas que tiene con esa empresa, aunque lo vende como “coste cero”. Los amigos de Florentino seguirán ganando dinero. El ayuntamiento nos cobrará la tasa por prestación de servicios de recogida de basuras y nosotros creeremos que estamos salvando el planeta. Gana la gran empresa, gana la administración, paga y trabaja el ciudadano. Una jugada redonda con mano de obra gratis. Necesito que me lo expliquen mejor y, si puede ser, alguien que no sea voluntario. Por ahora, me declaro objetor. Si quieren, que vengan Florentino, los chinos o Cubero a mi casa a llevarse el marrón.

Belén Ateo

Un año más, he recibido este mensaje de mi amigo Enrique Cebrián: “Los amigos a veces son pesados y se repiten, pero hay que fastidiarse y aguantarlos. Como cada año por estas fechas mando este mensaje: acabo de poner el Belén del ateo, con las figuras que fueron de mi madre. Feliz Navidad. Os quiero”. Mientras escribo este texto, escucho en bucle la canción “Boig per tu” del grupo Sau. La ha compartido en una red social junto a una explicación muy bien hecha un jurista de reconocido prestigio. Dice que es una canción hermosa y conmovedora. En la comida, Pablo, que es un sabio, ha dicho que no ve el telediario desde hace veinte años y que eso le hace ser más feliz. Ha fallecido un periodista demasiado joven. Ha nacido el hijo de Ana y de mi amigo el poeta. Ha muerto el padre de otro amigo artista. Se acaba el año. Estos últimos días me han ayudado a pensar lo siguiente: no tenemos tiempo que perder. No merece la pena estar enfrentados, ni en un constante estado de enfado. En la contradicción está el entendimiento. El Belén ateo es un símbolo de respeto a la memoria y a los otros, un acercamiento maravilloso. Apreciar la canción catalana es algo normal, bello y enriquecedor, aunque hoy nos parezca llamativo. Hay gente que vive de tensar la cuerda porque no tiene nada mejor que hacer, pero son los menos y es nuestro deber que lo sean y que cada vez se les escuche y se les vea menos. No nos queda otra. Hay que seguir remando. Feliz Año Nuevo.

Breve diccionario de la estafa política

Asistimos desde hace tiempo a una guerra disimulada y terrible: la guerra semántica. Los políticos inventan palabras con las que pretenden retorcer la realidad para transformarla.

En este diccionario encontrarás una traducción real de lo que los políticos quieren decir cuando dicen algunas cosas. Como diría Murakami: de qué habla un político cuando habla de…

Con la siguiente lista de palabras pretendo hacer una reflexión, desenmascarar a algún jeta y pasar un buen rato. También propongo abiertamente el complejo reto de prescindir del uso de estas palabras con los significados que aquí expongo. Es preciso plantarse ante tanta imbecilidad. Estoy abierto a nuevas incorporaciones, a mejoras y matices. Agradeceré que las pongáis en los comentarios de este artículo.

 

Actuación

Hacer obras, pintar, reparar algún objeto o lugar. Simplemente, los políticos creen que queda mejor, más técnico. En el siguiente ejemplo, un concejal se refiere a pintar encima de un rótulo. Como curiosidad, conviene ver más abajo la palabra «intervención», que en el lenguaje político toma un significado casi artístico de tal modo que las actuaciones son obras y las intervenciones son arte.

actuación

Altura de miras

Es lo que hay que decir cuando quieres que alguien que no piensa como tú haga algo que a ti te parece oportuno. También sirve para justificar una buena bajada de pantalones. La altura de miras siempre es para los demás.

altura-de-miras

 

Blanquear

Es una palabra que se utiliza para atacar a las ideas contrarias. Es un verbo que no admite primera persona, a no ser que hablemos de detergente. Tu rival político blanquea aquello que no te gusta. Tú, en cambio, nunca blanqueas nada.

Centro de interpretación

Excusa para poner un bar y un tenderete en un entorno natural, histórico o cultural. Los centros de interpretación crecen como setas y los hay sobre temas increíbles. Son un sacaperras. Suelen estar llenos de paneles informativos, audiovisuales y tonterías parecidas. Hay lugares como la Laguna de Gallocanta que tienen dos centros de interpretación.

Cogobernanza

Hacer que otras instituciones crean que mandan algo cuando el que mandas eres tú. Así, después, puedes echarles las culpas sin problemas.

Consenso

Estado utópico en el que todos piensan igual. Es muy útil hablar de consenso cuando un rival político que manda toma una decisión discrecional que toca asumir.

consenso

Coyuntura actual

«Estamos bien jodidos». Muy utilizado durante el confinamiento en la pandemia del coronavirus. Es un eufemismo en el que se engloban los muertos, el papelón de estar todos confinados y la crisis que se ve a la vuelta de la esquina. Eufemismo de alto voltaje. Se parece al «con la que está cayendo» de la crisis del 2008.

 

 

Crispación

Estado de enfado general en el que la culpa es del otro. Estuvo de moda hace un tiempo y parece haber caído en desuso.

crispación

 

Deriva

Metáfora absurda que se utiliza con abuso y sin criterio para hablar de la trayectoria o del comportamiento de personas o grupos. Hemos visto derivas de muchos tipos: deriva judicial, deriva regionalista, deriva violenta, deriva machista…

deriva
Clic en imagen para ver noticia completa.

Desescalada

Desconfinamiento. Es una traducción infame del inglés que parece dar un tono técnico e impersonal a una situación. Se utilizó hasta la saciedad en la crisis del Coronavirus. De pronto, desescalamos algo sin haber escalado. Complicado, confuso, difícil de entender y muy orientado a una manipulación social a gran escala.

Dinamizar

Echar algo de dinero -no mucho- a alguna iniciativa de barrio o minoritaria para quedar bien. También se utiliza como sinónimo para mejorar algo o de favorecer iniciativas a los que no les vas a dar ni agua.

Diversidad funcional

Impedido, inválido, disminuido o discapacitado son palabras muy feas. Ahora hay que decir «persona con diversidad funcional» para que nadie se enfade. También es un caso de idiotez personificada como puede verse en el ejemplo.

diversidad funcional

Dosis de generosidad

Es el nuevo «sentido de estado» o la «altura de miras». Es relativo porque no se dice si la dosis es alta o baja. Cuando se utiliza esta expresión, se justifica una bajada de pantalones de algún socio político o se exige el apoyo incondicional del rival.

El conjunto de

Expresión en singular para hacer referencia a un grupo que se supone que es plural. Suaviza un poco el mensaje en algunas zonas conflictivas y desvía también el problema de género. En lugar de «los españoles», hay que decir «el conjunto de los españoles».

Clic para leer noticia completa.

Emprendedor

Empresario de poca monta. Persona a la que hay que sacar del paro y motivar con subvenciones y cuentos para que se emocione y quiera montárselo por libre

emprendedor

En clave de ciudad

Esta expresión se utiliza para convencer a los rivales políticos y al electorado de que lo que se hace es por el bien de la ciudad y nunca por el interés propio. Es el sentido de estado municipal. La altura de miras de andar por casa.

En clave política

Expresión de relleno que utilizan los políticos y los que chupan del bote institucional como si hubiera otras claves. En el caso terrorista y de delincuencia, parece que sí que hay otras claves, claro. Pero no suelen decir en clave terrorista.

en-clave

Escalada de violencia

Forma de denominar a un conjunto de acciones violentas que van en aumento y de las que se desconoce su origen real. La palabra escalada parece justificar la causa.

escalada

Escenario

Metáfora absurda y omnipresente que se utiliza para hablar de una situación concreta. Se utiliza también mucho el verbo escenificar para hablar de actos concretos que se hacen con una supuesta intención.

escenario

Excelencia

Perfección de garrafón tipificada. La perfección no existe. La excelencia viene a suplirla y a servir como excusa para organizar congresos, dar becas, premios y subvenciones. Un sacaperras de primer nivel.

excelencia

Frentista

Se utiliza como calificativo en tono de reproche y admite la variación “frentismo” como generalización. El frentista es alguien que se coloca por sistema en contra de algo. Uno, a veces, no puede evitar ser calificado de frentista. Es el mismo caso que ocurre con la expresión “intolerante”, el rival siempre considera frentista a su oponente.

frentista ok

Geometría variable

«Por el interés te quiero, Andrés». Geometría variable es una forma pedante y disfrazada de tecnicismo que quiere decir que no existen los principios: define la clara determinación de juntarse con quien sea y tragar el sapo que sea necesario para seguir chupando de la borrega.

Gobernabilidad

Es una palabra muy útil para justificar que los pactos posteriores a las elecciones se hagan como uno quiera. Suena digna, casi como democracia, que se puede decir siempre y te hace quedar bien. También empieza a sonar la palabra gobernanza, que da un toque más técnico y presuntamente elevado o culto.

goberna

 

Hoja de ruta

Metáfora naútica recurrente y absurda que consigue presentar un plan o un programa, pero de forma difusa y con compromisos vagos y nada concretos.

hoja de ruta

Implementar

Significa poner en marcha algo que ha costado mucho dinero. Se utiliza esta palabra para darle importancia al gasto. También se usa para darse tono o hacerse el importante cuando lo que se pone en marcha es algo que no entiende nadie.

Integral

Palabra que hay que intercalara en los discursos y en los proyectos y reglamentos. Da un toque de credibilidad, tecnicismo y seriedad.

integral

Intervención

Cuando un artista subvencionado va a sacarle las perras a la institución de turno esta es una palabra perfecta. Por lo visto, las rotondas de España están llenas de intervenciones artísticas infames.

intervención

Lealtad institucional

Arma arrojadiza que sirve para exigir a otros partidos políticos que hagan algo que te parece correcto a ti.

Líneas rojas

Límites que hay que simular en cualquier negociación. Cambian con el tiempo y la conveniencia. No dicen si son líneas rectas o curvas, pero está claro que son muy curvas y adaptables. Si eres periodista, debes repetirlo muchas veces.

lineas-rojas

Marco de diálogo

Metáfora cansina y repetitiva que se refiere a un grupo de personas que se sientan a hablar sobre algo, aunque al final se hace lo que diga el que manda.

marco diálogo

Moderado

Palabra comodín apta para justificar cualquier actitud política, pacto, gobierno o lo que surja. Si pones esta palabra detrás de casi cualquier cosa, queda mejor. La derecha y la izquierda la utilizan para tapar complejos.

Movilidad

Acción de ir de aquí para allá en coche, tranvía, bici, metro o lo que sea. Antes se decía transporte, pero movilidad queda más a la moda, se oye más y se dice más. Resulta cansino y aburrido. Cuando se junta con sostenible, es para mear y no echar gota. A veces, estas expresiones, acaban convirtiéndose en cargos. Es la idiotez personificada, nunca mejor dicho. Frente a la movilidad sostenible, propongo el transporte eficiente.

movilidad

Multidisciplinar

Palabra que se emplea para justificar un refrito. Funciona muy bien acompañada de solidaridad, sostenibilidad y tolerancia. Sirve como excusa y aliño para eventos, saraos y programas culturales y sociales. Es conveniente meterla dos o tres veces en cada discurso. Si se te ocurre hacer cualquier cosa diferente a tu ocupación habitual, es muy probable que este apelativo te caiga con frecuencia.

multidisciplinar

Normalidad democrática

Coñazo absoluto. Fórmula para decir que el día de las elecciones es igual de repetitivo que siempre y poner en la foto unas monjas votando Está muy bien considerada entre la clase política. A los políticos les suele gustar defender la normalidad democrática, como si fuera un valor supremo. Si te metes con ello, hablan irremediablemente de Franco.

normalidad

Nueva normalidad

Forma de llamar a una situación altamente anormal para lograr una manipulación social a gran escalar. Es una traducción de la expresión inglesa «new normal» que es también perversa. Se utilizó en la Crisis del Coronavirus de 2020. Esta expresión pretende hacer creer que situaciones como salir a la calle con mascarilla y guantes, no poder ver a tus padres, no poder salir de tu provincia y otras restricciones de derechos fundamentales muy severas son normales. Es nuevo, pero no es en absoluto normal. La normalidad no puede ser nueva. Por lo general, lo nuevo todavía no ha llegado a ser lo normal. Vaya tomate.

 

Poner palos en las ruedas

Metáfora infame y retorcida que solo utiliza la clase política. Si pones palos en las ruedas de los coches oficiales no suele pasar nada. Los palos molestan a las bicis y a los carromatos. ¿Quién se inventaría esta majadería? Seguro que el mismo que inventó el verbo «traspapelar». Poner palos en las ruedas es molestar o poner inconvenientes y trabas en algún proceso.

palos en las ruedas

Poner en valor

Expresión originaria del francés que se repite constantemente para justificar que se van a dedicar partidas presupuestarias a algo. “Poner en valor” la obra de Goya significaría gastarse una pasta en su museo y así sucesivamente. Se repite más que el ajo y se puede sustituir sin ningún problema por la sencilla palabra valorar.

poner en valor

 

Problemas de agenda

Excusa que se utiliza cada vez con más descaro para decir que se te ha olvidado algo, que prefieres ir a otro sitio distinto al que te habías comprometido o que no te da la gana de ir a algún lugar.

problemas de agenda

Salud democrática

Sirve para justificar actos de todo tipo desde un punto de vista un poco alejado de la democracia. La salud democrática se basa en una visión histórica y revolucionaria de garrafón. Cuando alguien hace algo feo, se dice que es porque hay salud democrática y a correr.

salud-democratica

Sentido de Estado

Cuando quieres que alguien dimita o que algo te beneficie, pides que el adversario tenga «sentido de estado». Es una expresión muy útil para hacerte el bueno o justificar una dimisión cuando te han pillado bien. También es una buena expresión para justificar una bajada de pantalones.

sentido-de-estado

Sinergias

Excusa para aprovecharse del trabajo de los demás o para juntar lo bueno con lo malo y disimular. También es una forma absurda de decir colaboración. Si eres coach o algo así, debes buscar sinergias por todas partes. «Implementar Sinergias» es para nota.

Sostenible

Término que viene del ecologismo y que los políticos han utilizado con abuso y sin sentido para casi todo. Es una palabra que no se sostiene, pero hay que ponerla en cualquier actividad que se haga para quedar bien y trincar alguna subvención. Hay muchas actividades que deberían ser rentables o útiles, pero solo importa que sean sostenibles.

sostenible

Taller

Sirve para disfrazar y dar un aire de mayor importancia a los cursillos, clases y  charlas en los que alguien trinca y otros, si hay suerte, se entretienen y si no, aguantan carrete. Si no organizas un taller de cualquier cosa, no eres nadie.

taller

Territorio

Superficie de terreno sobre la que un chupatintas fundamenta su medio de vida a corto y medio plazo. Hablar de territorios genera unidad frente al que no está dentro. Esta palabra es una plaga y se pone delante de cualquier cosa para darle empaque. Territorio Dinópolis, Territorio Ternasco, Territorio de la Escopeta Vieja.

territorio

Tolerancia

Sucedáneo maleable del respeto. Sirve para todo. Aunque quiere pasar como tal, no es un valor. Se puede usar como arma arrojadiza con la expresión «intolerante». Es un concepto difuso que se aplica más a las ideas que a las personas. Algunas ideas son intolerables y no pasa nada, por ejemplo.

tolerancia
Clic para leer noticia.

Tolerancia cero

Está más de moda que su hermana la tolerancia. Ningún valor con un cero detrás tiene sentido. Tolerancia cero es un modo de decir que no se permite algo porque está muy mal visto por todos. Tabla de la tolerancia aquí.

tolerancia cero

Transversal

Es un modo de justificar cualquier tipo de pacto con una fuerza política que no tiene nada que ver con la tuya. La palabra ayuda también a explicar un cambio en lo prometido durante una campaña electoral y lo pactado a la hora de la verdad. Lo transversal es bueno por definición, así sin más.

Trasladar

Es una forma absurda de buscar un sinónimo a comunicar, contar, explicar. Seguramente, se hace para darle al asunto un interés que no tiene o por mera imitación. Parece que las informaciones sean pesadas como muebles y resulte necesario su traslado. Pronto, el camarero dirá en el restaurante: «les traslado el menú».

trasladar

Vertebrar el territorio

Metáfora absurda concebida para tejer una red de contactos y de elementos materiales para tener la información y los resortes de poder para así poder trincar y no perder la silla. En Aragón, esta metáfora se ha convertido en cargo. Tenemos Consejero de Vertebración del Territorio. Otro caso de idiotez personificada.

vertebrar el territorio

Visibilizar

Palabra que sirve para justificar una discriminación positiva hacia un colectivo que esté más o menos a la moda. Explica acciones desmesuradas, justifica subvenciones, ciclos, festivales y concursos.

Voluntad política

Es como problemas de agenda, pero más institucional. Si al político no le da la real gana de hacer algo es porque no hay voluntad política de hacerlo. En este caso, no hay voluntad política de subvencionar la edición de este diccionario político. Voluntad política=salir de los huevos.

volpol

Han colaborado

Me han ayudado en la confección de este diccionario las siguientes personas: Javi Capitán, Ángel Lafita, Lorenzo Pastor, Javier Martín, Asier Muñoz, Pedro Martín, Mario Jonathan Berón Bruna, Javier de Sola, Chema López Juderías, Ricardo Pereda, Alejandro Gracia, Santiago Vicente y Vicente Catalán. Gracias a todos.

Los simples

Que canten los simples, que alcen la voz, que hagan al mundo escuchar, que unan sus voces y lleguen al sol, en ellos está la mediocridad. El mundo de hoy es de los simples y no me refiero a los sencillos, ni a los humildes sino a los simples, también llamados, quizá con más acierto, simplones.

Un simple es ignorante por definición, no tiene discurso, ni contenido, pero tiene muchas ventajas competitivas en esta sociedad: es fácil de manejar, siempre cae en gracia porque molesta poco y todo le parece bien.

Hay profesiones que cultivan la emulación de la simpleza como defensa. Me refiero sobre todo a los futbolistas. Saben mucho más de lo que parece, pero cuando les toca hablar delante del micrófono, dicen simplezas quizá por orden o sugerencia de sus jefes de comunicación. Algo parecido, con honrosas excepciones, hacen también los políticos.

Hay también un grupo de intérpretes musicales que salen mucho en la televisión y que son, en general, la máxima expresión de la simpleza. Los hemos visto decir frases sin ningún contenido, cuestionar el diccionario de María Moliner, decir caca culo pedo pis y balbucear, en algunos vergonzantes casos, frases repetitivas.

Estos simples triunfan todavía y los vamos a llevar como lastre quién sabe hasta cuándo. Está mal visto criticar a un simple, pero es nuestra obligación detectarlos y escapar de su influencia. Sálvese el que pueda.

Características de las bolsas de plástico: la historia de un timo

No me gusta pagar por las bolsas de plástico. Mi artículo Diez formas de no pagar por las bolsas de plastico explica algunos trucos al respecto. Si hay bolsas totalmente biodegradables, ¿por qué la ley no obliga a fabricarlas? Cuándo las bolsas ya no contaminen, ¿volverán a ser gratis? Lo dudo.

Si pagas por algo contaminante se supone que lo usarás menos. ¿No sería más razonable no fabricarlo?  Si se pueden hacer bolsas compostables, aunque sean un poco más caras, ¿por qué no se hacen?
¿De dónde viene todo esto? De la Directiva Europea 2015/720 Del Parlamento Europeo y del Consejo de 29 de abril de 205 donde se explica con algo de detalle las características de las bolsas de plástico.

Entre muchas otras cosas, es interesante conocer la diferencia entre bolsas oxodegradables y bolsas compostables. Las primeras se fragmentan mucho y son muy contaminantes. Las segundas se degradan completamente en poco tiempo. Se pueden comprar bolsas biodegradables y bolsas compostables en mucho sitios ya.

Según estas disposiciones, parece que la solución al efecto contamintante de un objeto está en hacer que los usuarios paguen por él. Eso no evita la contaminación, quizá la disminuya. ¿Por qué la ley no habla de esto?

Esto dice el artículo 11 de la directiva: “Las medidas que tomen los Estados miembros pueden incluir el uso de instrumentos económicos como los precios, los impuestos y las tasas, que han demostrado ser particularmente eficaces para reducir el consumo de bolsas de plástico, y restricciones a la comercialización…”.

La Directiva no invita a los Estados a fomentar el uso de las bolsas compostables. Solo regula su etiquetado en el artículo 20 bis. ¿Por qué no lo hace? Nos preguntamos ¿es más cara una bolsa compostable que una bolsa de plástico tradicional? La respuesta es que sí.

En pequeña escala: un paquete de 200 uds de bolsas compostables cuesta 16 euros. La unidad está a 0,08.

Un paquete de 200 bolsas normales: 1,78. La unidad cuesta 0,008. ¿Es todo cuestión de un cero más?

Fuente: Tienda de las bolsas.

En todo esta jugada, ganan sin duda los comerciantes. Nadie los invita a invertir en bolsas de papel o en bolsas compostables. ¿Por qué? El aumento de precio en las bolsas se compara a un impuesto o a una tasa. Pero en este caso, el beneficiario es el sector del comercio que cobra por algo que antes daba gratis. El  Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores dice en su exposición de motivos que en 2021 las bolsas ligeras y muy ligeras deberán ser compostables.

Respecto al resto de bolsas dice esto: “Los comerciantes no están obligados a sustituir las bolsas de plástico no compostables por las bolsas de plástico compostables, sino que podrán hacer uso de cualquier otra solución teniendo en cuenta que ésta no derive en un incremento de la generación de residuos de envases”. El anexo 1 de este Real Decreto da unos precios orientativos para cobrar las bolsas. Entre 10 y 15 céntimos, según el espesor. Si vemos precios de los productores de bolsas, el comercio gana unos ocho céntimos por cada bolsa.

Si hacemos caso a esta información de Consumer, se consumen 300 bolsas por habitante. Cada español aportará 30 euros en bolsas al año a las cadenas de supermercados con el pretexto de evitar la contaminación. Cabe preguntarse lo siguiente: cuando las bolsas de plástico sean compostables en todas las tiendas, ¿serán otra vez gratuitas? Hay motivos para dudar. De hecho, Mercadona está haciendo una prueba con bolsas de papel no contaminantes. Aquí pueden ver el enlace y pueden ver que cuestan quince céntimos

Conclusión: Paga para concienciarte. Paga para no contaminar. Paga para mejorar el mundo y cuando ya no contamine, PAGA PORQUE YA TE DA IGUAL.

¿Qué opinan? ¿Les gusta el mundo eco friendly?