Campaña de verano

por | julio 21, 2008
Ponle una nota, por favor
[Total: 0 Average: 0]

Lunes 21 de julio. Leemos en los periódicos cosas como que ETA empezó ayer su «campaña de verano» o la condena que le ha caído al llamado «nanysex». Nos paramos ahí porque no nos gusta el fondo, claro está, pero tampoco nos gusta la forma y no hay que tragar con este tipo de cosas. Hoy vamos a hablar de la forma.

Los informadores no deben ser cínicos, ni frívolos. Lo digo yo que, a veces, caigo en los dos defectos. Pero no puede llamarse «campaña de verano» el trabajo de unos terroristas bajo ningún concepto. Es una expresión que se liga al comercio, pero que ha hecho fortuna. Tampoco es de recibo el apelativo «nanysex» para el pederasta en cuestión. Primero, porque el sexo es algo muy serio y no es malo en sí mismo. Segundo, porque el oficio de las nanys es el cargo de confianza por excelencia. Ríete de los cargos de confianza políticos. Este tipo de expresiones, parecidas a otras como «limpieza étnica» salen a los medios de comunicación y se repiten sin parar porque somos como loros: advenedizos y repetitivos.

8 pensamientos en “Campaña de verano

  1. Enrique

    Estoy muy de acuerdo con lo que dices, Makinista. No podemos tragar con ciertas perversiones del lenguaje. De vez en cuando, tenemos que detenernos y meditar qué uso hacemos de las palabras.
    Desde que se conoció la historia de este pederasta, a mí me ha parecido una vergüenza que TODOS los medios de comunicación (hoy podemos decir que TODOS, excepto La General TV) se refieran al tipo como «Nannysex» y se queden tan panchos. ¿Pero esto qué es? No me sirve la explicación-excusa que dan de que ése era su «nick» en foros de pedófilos: peor todavía me lo ponéis.

    Responder
  2. Pingback: "Nanysex" o "Campaña de verano", perversiones del lenguaje intolerables

  3. Javier

    Totalmente de acuerdo Makinista, se empieza llamando al termometro mercurio, al balon cuero, terrorismo de baja intensidad, etc y se acaba como se está acabando que cada dia nos desayunamos con una nueva palabreja, porque se empeñan en no llamar a las casas por su nombre ¡¡¡COÑE!!!

    Responder
  4. carlos

    Los periodistas (algunos) sois (son) así. Por ejemplo ya todo el mundo habla de ¿País? vasco, sabe lo que significa Kaleborroka, o una serie de palabras de las que nadie debería tener ni noción. Tampoco os (les) duelen las «teclas» de escribir o hablar sobre los temas con más sangre vertida por cualquier causa: accidentes de tráfico, violencia ¿de género?,o asesinatos múltiples…Y así sucesivamente, basta con ver el «CASO» (noticiario) de antena 3. Pero la culpa seguro que la tiene sobre todo la mala educación (y no me refiero a la peli de Almodóvar).

    Responder
  5. alvaro

    Carlos, a ver sí te enteras. Saldaña no es periodista. Sólo comunica, nada más. Aquí cualquiera se cree periodista, que el título no lo regalan con el Heraldo.

    Responder
  6. Enrique

    Perdón, pero País Vasco es una de las denominaciones oficiales de la Comunidad Autónoma de ese nombre. En cualquier caso, la palabra «país» posee una amplia gama de significados; un país no es (o no tiene por qué ser estrictamente) un Estado.

    Responder
  7. Enrique

    Por cierto, Álvaro: lo de que para ser periodista hayan de darte un título a mí, personalmente, me parece una tontería. ¿Qué tiene que estudiar un periodista? Saldaña es un periodista como la copa de un pino. ¿para qué quiere un título? El título para los mediocres. ¿Tú lo tienes?

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *