Alguien lo tenía que decir

Ponle una nota, por favor
[Total: 0 Average: 0]

Un amigo me dijo el otro día “nadie se atreve a decir que la campaña de publicidad del Real Zaragoza es  muy floja”. En fin, ahí va, dedicado a mi amigo Nacho: la campaña de publicidad del Zaragoza es cutre como casi todo el Zaragoza a día de hoy. Pero eso es lo de menos. Es triste que el equipo de fútbol de una ciudad se lleve tantísimo dinero público y que el entorno del equipo viva mejor en la mediocridad que en las vacas gordas. Como dice mi amigo, nadie se atreve a decir que Aragón a día de hoy es el yermo, que tenemos un millón trescientos mil habitantes, que más de la mitad son mayores y niños, que tenemos cien mil funcionarios y cien mil parados y que el resto tira del carro como puede. Tampoco nadie se atreve a repetir que el tranvía en Zaragoza tiene más gente en contra que a favor y es triste que se escuche pocas veces que volver a abrir Independencia e inutilizarla para tantos y tantos actos sociales es un desastre. Nadie dice que pronto necesitaremos un canal de televisión exclusivo para la jota. Nadie dice nada cuando en Cataluña nos roban la historia. En ocho años, solo nos ha defendido en este asunto Oregón Televisión. Manda huevos. La Travesía Central del Pirineo, el agua y el Canfranc son tres asuntos que funcionan en los periódicos, pero que no tienen una realidad concreta ni a corto, ni a medio plazo. Los políticos siguen siendo mediocres en Aragón, mientras no se demuestre lo contrario y siguen necesitando ir a Madrid a sacarse el permiso de gestores de primera fila. Siguen sin darse por aludidos cuando salen como uno de los problemas principales en las encuestas. Están en otra guerra. Y no, no se hagan ilusiones, casi ningún político quiere que el Canto a la Libertad de Labordeta sea el himno de Aragón. Alguien lo tenía que decir, ¿verdad Nacho? Feliz vuelta al cole.

4 thoughts on “Alguien lo tenía que decir

  1. Sobre la mediocridad baturra y sus enanos asesinos todavía no se ha escrito lo suficiente… Qué mafia, dios, y cuánto dolor el de sus víctimas… Sí, hay gente más terrible que el ángel exterminador: un politécnico cultural aragonés mediocre y acomplejado…

    saludos, desde el otro lado, apátrida…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *