El robotico, capítulo 5, culebrón por entregas

Ponle una nota, por favor
[Total: 0 Average: 0]

Lee aquí el capítulo 4. Y aquí el uno.

El acordeón fue detenida y puesta a disposición judicial. Después, fue puesta a secar. Se le condenó a pasar tres noches y un día en la horchatería de enfrente de Hacienda. El acordeón prometió no deprimirse y leyó diarios gratuitos.

Una tarde, un ser indefinible entró en el local. Llevaba polainas, chancletas, botas, escarpines, mocasines y maripís. Los llevaba puestos todos  a la vez y tenía cierto estilo. Sus amigos lo conocían como El hombrecico

One thought on “El robotico, capítulo 5, culebrón por entregas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.