Miguel Bosé me cae bien

Agresividad, demasiado debate, poca profundidad y mucha mala leche. Estos son algunos de los defectos de nuestra atomizada televisión digital terrestre que no son, en el fondo, más que un reflejo de la realidad periodística de nuestro país. Como si el espejo se hubiera fragmentado en miles de pedazos que acaban reflejando cada uno lo mismo, la actualidad se divide en dos. Dos militancias, dos formas de ver la vida. El titular nos vuelve locos. Por ejemplo, Miguel Bosé dijo la semana pasada una cosa en la presentación de su disco y se armó un lío tremendo por algo que tampoco es para tanto y que se saca de contexto, pero que te da un titular y pone a la gente en efervescencia. A mí no me da la gana de que Miguel Bosé me tenga que caer mal por que hizo una comparación desatinada. No tengo que juzgar a Bosé por sus opiniones políticas. Es triste que un artista intente presentar su disco y terminemos escuchando más sus complejas opiniones políticas que sus canciones. Miguel Bosé me cae bien y sus ideas políticas me dan lo mismo. Hay un ejercicio muy sano que invito a practicar a todos: intentar comprender al que no piensa como ustedes.

Aquí les dejo el muro, una reflexión sobre Cuba.

 

Ebropolis, la risa en camisa

El Ayuntamiento de Zaragoza ha hecho la risa en camisa. Ayer presentó este estudio de la empresa Ebrópolis, que está en el cubo junto a la Romareda, en el que queda de manifiesto, entre otras muchas cosas y unas cuantas chorradas, que al 51 por ciento de los zaragozanos no nos gusta el tranvía. Dentro del ayuntamiento ha habido enfados y alguna mala palabra porque nadie les había pedido el estudio y se lo podían haber guardado en un cajón o, visto el tamaño, ponerlo para calzar un sillón cojo. Ebrópolis es una empresa pública cuyo presidente se llama Juan Alberto y cuya vicepresidenta se apellida Allué. O ha pasado algo raro o se les ha colado. En cualquier caso, ya tenemos otra vez al tranvía en la picota. No nos gusta, pero se va  a hacer. En eso consiste el poder, en tomar decisiones y en hacer lo que te dé la gana. El dueño del balón decide cuándo, dónde y quién juega.

Vuelve a subir el paro

Las cifras del paro vuelven a golpearnos con fuerza. 2274 desempleados más en Aragón. Algunos dicen que en este mes es algo habitual. Crece el número de desempleados y crece la preocupación por la evolución de la economía en el año que viene. Dicen que viene negro. Además, la encuesta del CIS, tan fiable y oficial como siempre, nos dice algunas cosas interesantes. Los del voto útil no tienen ganas de votar y los dudosos de izquierdas tampoco se acercarían a las urnas si hoy hubiera elecciones. El PP está por encima del PSOE en intención de voto y parece que no le hace daño lo de Valencia ni la patética lucha de Madrid. Pero lo más interesante en la encuesta del CIS es que la preocupación de los ciudadanos sitúa a los políticos en cuarto lugar, por encima del terrorismo. Eso es un reflejo de la desconfianza que inspiran tantos casos de corrupción. En Zaragoza, algunas voces dicen que Expo Floralia 2014 peligra. Belloch ha dicho que tiene que salir y que los partidos deben decir ya si lo apoyan o no. Menudo plan tenemos. Menos mal que mañana viene José Blanco a darnos una buena noticia.

Los propósitos del PP aragonés

Un pajarito me ha contado los propósitos del PP aragonés para el próximo curso políticos. Me los ha contado, incluso antes de irse a San Juan de la Peña, que es donde se reúnen los aspirantes a gobernar Aragón y Zaragoza. Estos son:

1.- Ser más audiovisuales. Las ruedas de prensa no sirven. Necesitan complementos.

2.- Comprarse un editor de vídeo, un par de cámaras y abrir un canal youtube.

3.-Ser humildes. Desechar la arrogancia.

4.-Sacar los «pies del tiesto» al menos, una vez por legislatura.

5.-Estar más en la calle. Subirse a un barco, bajar a un túnel, alquilar un autobús.

6.- Hablar más claro y con mayor unidad.

7.- Aparentar un poco de normalidad y no dar la sensación de que Rudi sea un bicho mandón y al que todos temen.

8.- Conseguir peso político en el Ayuntamiento.

9.- Dejar el «discurso territorial» para los que lo quieran.

10.- Cuando no haya respuesta del Gobierno, salir a la calle a decirlo y hacer cosas originales para que todo el mundo se entere.

¿Creen ustedes que mi fuente es fiable?

Se busca oposición 2

Hay muchas formas de hacer oposición, pero yo distinguiría entre la de verdad y la de a medias. La de verdad se hace buscando el desgaste, dando guerra en todos los terrenos, no sólo en los oficiales. La otra, que es por cierto, la que estamos viendo en Aragón, se hace para cumplir la papeleta y para quedar bien. Por ejemplo, aún no sabemos qué piensa el grupo popular en el Ayuntamiento de Zaragoza sobre el tranvía. En las elecciones querían el metro, pero ahora, no sabemos qué quieren. Ni una pregunta, ni una objeción. Nada de nada. Además, a muchos ciudadanos no les hace ninguna gracia el tranvía. Parece que Belloch les viene grande.

En las Cortes, tres cuartos de lo mismo. No sabemos mucho sobre lo que opina la oposición sobre el nuevo modelo de financiación autonómica. Sabemos que se quejan de que Marcelino no habla de algunos asuntos. Si quisieran “liarla” desde la oposición, la liarían. No son tan tontos. Para eso está la calle, los plantes y hasta las caceroladas. Pero, por lo visto, no conviene.

Vender la moto

 Se ha publicado por ahí y después se ha desmentido, que Rajoy está trabajando con un grupo de expertos para que le ayuden a mejorar su imagen pública. Lo cierto es que no le vendría mal a él y a su partido. Tal y como están las cosas, queda claro que el líder del PP no consigue ilusionar al electorado. Las encuestas no dan muchas esperanzas, con crisis, con Magdalena Álvarez y con todo lo que ustedes quieran. Al PP le falla la imagen y transmite una sensación de liderazgos firmes, un poco caciquiles, que invitan a reírse de la llamada democracia interna de los partidos. Fíjense en el PP aragonés y verán. Es todo como la Biblia. Aznar señaló a Rajoy. Rajoy señaló a Rudi. Rudi señaló a Plantagenet y a Beamonte. Hubo congresos, hubo elecciones internas y en todas hubo un solo candidato. Mal asunto. Queda claro que en este mundo hay que vender mejor la moto.