Regular, gracias a Dios

por | mayo 21, 2010
Ponle una nota, por favor
[Total: 0 Average: 0]

Hoy he estado en casa de Labordeta. Ha invitado a los periodistas para dar a conocer su nuevo libro “Regular, gracias a Dios”, un libro en el que, entre otras muchas cosas, habla bien de su suegra. El ascensor andaba estropeado y hemos tenido que subir por las escaleras hasta el quinto pasando por el principal. Nos han sacado tortilla, croquetas y bebidas. Era la casa de Labordeta. Hemos estado en la terraza. Hacía un sol de mil demonios y el señor Labordeta ha aparecido con barba y buen humor. Nos ha hablado sobre su libro, como Umbral, pero después, ha hecho alguna reflexión interesante. Dice que el país está muy mal y que siente mucha pena al contemplarlo, aunque casi ni se asoma a la ventana. Nadie se ha atrevido a preguntarle por su salud actual. Sólo su amigo Carbonell le ha preguntado si iba a llegar al mundial. Labordeta ha dicho que sí, que al mundial si que llega, aunque el fútbol ya le da lo mismo. ¿Qué es lo que de verdad merece la pena? Era la pregunta que no me he atrevido a hacerle a Labordeta por respeto a él a mis compañeros y por que no me he leído aún el libro. Me quedo con la duda, pero si nos fijamos en lo que ha dicho creo que se queda con sus amigos y su familia. A la política, le pueden dar por el saco.

Un pensamiento en “Regular, gracias a Dios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *