El meandro Dagobar

por | marzo 25, 2010
Ponle una nota, por favor
[Total: 0 Average: 0]

El meandro de Ranillas está haciendo méritos para convertirse en algo así como el planeta de Yoda, el anciano maestro de Luck Skywalker. La vigilancia brilla por su ausencia. La extensión es brutal y parece que los zaragozanos aún no se han dado cuenta. Además, pasan cosas extrañas: un tipo corriendo con su puma atado con una correa y con un bozal puesto, extrañas trampas colocadas por orientales para cazar topillos, siluros descuartizados en bolsas de basura y algún que otro asunto que es mejor no nombrar. Además, los edificios sin terminar, la dejadez de algunas zonas, la torre del agua casi siempre en penumbra y la expo al fondo, lenta y sin amigos, hacen un panorama digno de una película mala de terror. A ver si algún director se anima a grabar “Terror en el meandro y pasamos a la historia del cine”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *