Desilusión

por | mayo 11, 2009
Ponle una nota, por favor
[Total: 0 Average: 0]

Sin darse mucha cuenta, uno va poniendo su ilusión y su esperanza en tonterías, en asuntos que mirados con rigor y seriedad tienen poco peso. Llega el fin de semana y parece que la vida consista en apoyar a Rafa Nadal, Fernando Alonso, Gasol o a los pilotos de motos. Además, el fútbol y el baloncesto. Mayo es un mes de resultados y un mes de reflexiones. En junio acabas harto y a finales de agosto te subes por las paredes por un partido de fútbol. Así funciona nuestro miserable corazón. Cuando ocurren cosas que nos contrarían y nos disgustan como, por ejemplo, el descenso del CAI nos da por mirar arriba, hacia quienes mueve los hilos de esas marionetas que se llaman deportistas. Sin embargo, llegamos tarde. Los culpables suelen andar lejos o bien escondidos. A excepción del Zaragoza, ha sido un fin de semana de disgustos. Un buen momento para pensar que quizá sea el momento de dejar de mirar cómo otros ganan campeonatos y ponernos nosotros a intentar ganar el nuestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *