Hoy, conferencia en Tauste

Esta tarde hablo en Tauste sobre literatura y política dentro del ciclo organizado por la AAE en colaboración con la DPZ. Estas son las lecturas recomendadas para los que asistan y quieran profundizar y también para los que no asistan:

– «El Conde Lucanor», Don Juan Manuel.

– «Don Quijote de la Mancha», Cervantes.

– «Cartas Marruecas», José Cadalso.

– Obras completas de Mariano José de Larra.

– Obras completas de Azorín, Pío Baroja y Miguel de Unamuno.

 

Debuto como conferenciante. Estáis todos invitados a mi conferencia "Armas de seducción masiva"

Me estoy haciendo speaker o conferenciante porque tengo algo interesante que contar.
El martes, 20 de septiembre de 2011 debuto en Zaragoza Activa. Vamos a grabar la conferencia en vídeo para tener una buena carta de presentación.
Mi conferencia se llama «Armas de seducción masiva». Hablar en público, en la radio y la tele. Crear, innovar, divertirse. Buscar un pensamiento propio.
Es original y tiene mucho de motivación y creatividad.

Es el día 20 de septiembre, martes a las 19h en Zaragoza Activa. En este enlace os podéis apuntar y ver dónde está el auditorio. Estaría muy bien que os registrarais para controlar el aforo. También tenemos evento facebook. Gracias y disculpad la promo.

 

Tolerancia Cero y Coca Cola Zero: tabla de la tolerancia

Ya he explicado alguna vez que la palabra tolerancia no me gusta. Además, he llegado a la conclusión de que la tolerancia es como la coca cola: tiene buena prensa, todo el mundo la conoce, es roja por fuera y negra por dentro, si se agita produce un buen lío y si le pones un cero después del nombre, cambia, pero se sigue entendiendo.

Sigo con mi cruzada para desenmascarar palabras falsas o vacías porque creo que en el lenguaje está una de las batallas contra el vacío cósmico y la ignorancia. Hoy, en un alarde de cretinismo, he dado a luz la tabla de la tolerancia, una especie de tabla de multiplicar en la que se gradúa este término voluble, manejable y relativo. La cedo desinteresadamente a políticos y profesionales de la divulgación. Me encantaría escuchar en algún mitin: «practicaremos la tolerancia siete con nuestros compañeros de partido, la tolerancia nueve con el presidente Valenciano, la tolerancia diez con el de Andalucía».  Que os guste:

-Tolerancia Cero: dar caña al que no piensa como yo es lo primero.

-Tolerancia Uno: no se la paso a ninguno.

-Tolerancia dos: la que practico con vos.

-Tolerancia tres: cuando me puede el estrés.

-Tolerancia cuatro: no miro durante un rato.

-Tolerancia cinco:

-Tolerancia seis: no miro si no me veis.

-Tolerancia siete: cuando cierro la puerta del retrete.

Tolerancia ocho: cuando el bolsillo está pocho.

Tolerancia nueve: cuando un sillón se mueve.

Tolerancia diez: nos veremos ante el juez.

 

 

Palabras, palabras, palabras

El otro día estuve en un centro de interpretación de la naturaleza. Entré y había un bar y una tiendecita. Me jalé un calipo y me quedé muy ancho, pero me hizo pensar que vivimos en un mundo de cartón piedra, que hemos dejado que sean los políticos los que inventen las palabras y eso es lo peor que podíamos hacer. Nos iba mucho mejor cuando quien inventaba los vocablos era Chiquito de la Calzada. Ya me dirán qué vamos a hacer con los horribles palabros «frentista» y «partidista» que no dejamos de escuchar a todas horas en estos tiempos de campaña electoral. Dos inventos horribles, que no por muy cacareados dejan de sonar a gaita gallega. Y ¿qué me dicen del término «voluntad política»? ¿Y de «poner en valor el patrimonio» o «marco de diálogo»? Seamos desconfiados como zorros cuando escuchemos hablar a los políticos. Créanme, los políticos dedican poco tiempo al día a leer a Cervantes.