Las princesitas culopretos

Había una vez dos niñas que vivían una en Francia y otra en España. Eran trabajadoras y luchadoras. Estudiaron mucho y trabajaron fuerte para conseguir sus objetivos. Tenían, eso decían ellas, espíritu de izquierdas y ganas de demostrar que la mujer y el hombre deben ser iguales en este mundo. Como, además, eran jóvenes y guapas, las puertas se les abrían de par en par. Un día, la española conoció a un príncipe y se casó con él. Poco tiempo después, la chica francesa conoció a un presidente poderoso y también se casó con él. El destino las juntó un día en Madrid y se conocieron. Las dos hacían el papel de bella mujer de. No decían ni mu, pero todo el mundo hablaba sobre ellas. En las escaleras de un gran palacio, Carla y Leticia, que así se llamaban las chicas, se saludaron y se besaron y se sintieron muy felices porque cuando empezaron a subir las escaleras para entrar en el palacio, todo el mundo les miraba el culo.