El imbécil triunfa

El imbécil triunfa. El tonto medra. La especie humana utiliza la imbecilidad para perpetuarse. ¿Por qué digo esto? Porque estoy leyendo un libro titulado «Elogio del imbécil» del italiano Pino Aprile que me está haciendo pensar y me está ayudando mucho. El libro se escribió con la ayuda del señor Konrad Lorenz, premio Nobel de Fisiología y Medicina, y persona muy sensata.

El poder, dice el libro, no necesita la inteligencia. Es más, la sociedad aisla a los listos y trata de exterminarlos. En las estructuras jerárquicas y burocráticas, el que se sale de los esquemas resulta molesto y debe ser eliminado. Utilizar la inteligencia dentro de tu puesto de trabajo puede ser pernicioso.

Estos días, cuando cierro el libro de Pino Aprile y abro cualquier periódico me pregunto si no  tendrá toda la razón del mundo y si no somos todos un poco imbéciles.