Dimitir o ser dimitido

Vaya, si al final los políticos españoles se acuerdan de esa actividad tan sana que se llama dimisión. Es lo que ha hecho hoy el señor Fernández Bermejo, desde hace unas horas, ex ministro de Justicia. Groucho Marx, dejo escrito en su libro, Memorias de un Amante Sarnoso, esta preciosa frase: «La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados». El señor Bermejo se ha disparado en el pie con su escopeta de caza y ha hecho un gran favor al Partido Popular. Los ciervos muertos en la cacería nunca sabrán que murieron por una causa justa. Los ciudadanos no nos daremos cuenta de que la cacería es la fachada y que el fondo de la cuestión es otro. La cacería nos define porque nos gusta mucho ese barro que no lleva a ningún sitio, pero que es vistoso, llamativo y morboso.