Que se acabe esto

Se acercan las elecciones y nos alegramos. A ver si acaba ya este sí, pero no, este querer y no poder de los políticos. Los debates de Mayor Oreja y Aguilar han sido aburridos y apestosos. Deberíamos quejarnos de la antinaturalidad endémica de los políticos que siguen diciendo lo que les da la gana y negándose a debatir sistemáticamente. Por favor, debatan, interrúmpanse con moderación, dialoguen, no hablen a la pared. Europa es muy importante. Las directivas y los reglamentos marcan buena parte de nuestra legislación, pero eso parece que a nadie le importa porque Europa no tiene poder del que gusta, tiene trabajo, pero no tiene poder. No hay nombramientos, cargos de confianza ni nada por el estilo. Hay trabajo, sueldo, responsabilidad y poco más. Eso no gusta a los políticos.