Políticos cercanos, políticos de aquí

Hay que empezar a dejar la actitud bizarra y pueblerina a un lado si queremos tener líderes políticos propios, no importados de Madrid, esa academia del saber político. No puede ser que el río se salga hace dos días y hoy se dé una rueda de prensa en el Ayuntamiento para explicar qué se va a hacer en ese caso. No puede ser que los políticos se enojen si se les pregunta algo fuera de lo común, algo que se sale del orden del día. No puede ser que los políticos de Aragón vayan del despacho a la sala de prensa y no vean el mundo exterior. No puede ser que se hable del río desde un despacho. Hoy, solo Nieves Ibeas ha ido a la orilla del Ebro a ver cómo estaba el cotarro y a hablar con los agricultores. Hay mucha distancia entre los cristales ahumados de los coches que salen del Pignatelli y la gente de la calle.