Deflación y chorizos

Por si no se acuerdan, estamos en crisis, en recesión y para algunos en deflación. A los políticos, que ganan mucho dinero, parece que no les importa mucho. En cuanto te descuidas, se enzarzan en sus corrupciones alimentados por un periodismo de trincheras cada vez más aburrido. ¿Alguien sabe qué es el Gürtel? ¿Nos lo han explicado más o menos? ¿Alguien sabe qué es eso del bar Faisán? Tampoco creo que nos quede claro a nadie ni que tengamos mucha idea. Son largos sumarios e insondables documentos que al ciudadano no le llegan ni en un uno por ciento. Sólo nos queda fiarnos del medio que nos lo cuente y cegarnos para defender o atacar. También nos queda el argumento desesperado de decir la siguiente vulgaridad: “son todos unos chorizos”. Mientras tanto, seguimos en el paro o viviéndolo de cerca, cobrando menos, pagando más impuestos y con una situación cada vez más complicada. Pero no nos importa. Tenemos los políticos y los medios de comunicación que nos merecemos.