Políticos enfadados

Hay un mal endémico en la política española contemporánea: parece que algunos políticos creen que si están enfadados tienen más razón.  Hoy, por ejemplo, la vicepresidenta del Gobierno, la señora de la Vega ha hablado sobre los piratas y el Alakrana. Llevaba mal genio. Parece que los periodistas sean malos bichos y que quieran fastidiarle el día. Pero los periodistas no son los malos. A veces, tienen que aguantar gente impresentable que parece que les esté echando una bronca por haber llegado borracho a casa. También hay que aguantar ruedas de prensa sin preguntas y algunas tonterías así que pronto nos llegarán a Aragón. Aquí en Zaragoza tenemos a algún político que siempre está enfadado y que parece echar la bronca o querer intimidar a los becarios. ¿Quieren que les dé algún nombre? Por ejemplo, Pérez Anadón. Un dos tres, responda otra vez.