Regalo gatitos

Regalo gatitos por no poder atender. Hermanos. Muy cariñosos y simpáticos. Juguetones. Se llaman Reli y Filo. Van juntos. Nunca por separado. Desparasitados en la medida de lo posible. Encontrados en la calle con algún hueso roto. Los anteriores dueños, al parecer, los maltrataron y abandonaron. Ya vacunados. Se regalan a persona responsable. Hacen sus necesidades siempre en su sitio. Filo es un gato callejero atigrado. Tiene algunas manías molestas que ahora no se llevan como hacerse demasiadas preguntas, utilizar un vocabulario un poco complejo y querer saber algunos asuntos que no están en absoluto a la moda, que casi no interesan y que nunca serán lo más visto y comentado en las redes sociales. Es muy pensativo, aunque a veces se pone huraño y rechaza las costumbres y los horarios. Le gusta ir por libre. Sus juguetes preferidos son el conocimiento, la verdad, la belleza, la existencia y el lenguaje.  Reli es también una gata callejera blanca y muy elegante. Es muy curiosa y siempre anda mirando lo que uno hace. Le gusta salir a la calle y andar libre por el campo. También se queda mirando fijamente al cielo. Tiene muchas manías: es mandona y se mete con todo el mundo. No deja a nadie tranquilo y, a veces, araña. Sin embargo, es muy cariñosa y trata de ayudar a los demás. El mundo actual no puede entenderse sin gatas como ella. Cuando sale Obama por la tele o alguna guerra en Oriente, se queda muy pensativa y los ojos le brillan con un fondo de pena y quizá de culpa. Reli y Filo conviven en una armonía curiosa. A veces pelean y no quieren ni verse en unos días, pero creo que no conviene separarlos. Pueden enviarse por mensajería si el interesado asume los gastos. Necesitan un hogar. Anímense.

Columna publicada en Heraldo de Aragón el jueves 29 de agosto de 2013

image

Sin título

Hay gente que huye del calor como las aves. Aves cruzan la península a toda velocidad. Velocidad absurda es el mejor momento de “La loca historia de las Galaxias”. Galaxy es el aparato que gana la partida al famoso iphone de Apple. Apple era el nombre de la discográfica de los Beatles que les dio muchos quebraderos de cabeza. Cabeza, tronco y extremidades son las partes del cuerpo. Cuerpo es una palabra que va ligada a la fuerza. “Fuerza para vivir” era el eslogan del futbolista Donato. Don Gato no tenía nada que envidiar a muchos dibujos que ven ahora los niños. Niños del Brasil es un grupo zaragozano que no quiere acabar de vivir. “Vivir para contarlo” es un disco bastante interesante de otra banda zaragozana que, a veces, se queja sutilmente y con cierta razón por no salir en los cuarenta. Cuarenta eran los ladrones que acompañaban a Alí Babá. Baba de caracol para la piel, un remedio que arrasaba en la teletienda  y tiene un origen difuso y caspolino. Lino es un tejido difícil de planchar. Planchar en el argot de los riders es hacer un truco perfecto en la recepción.  Recepción, dígame. Me estoy asando de calor, no funciona el aire acondicionado. ADO es un plan olímpico en el que no está muy definido si el fin justifica o no los medios. Medios centros defensivos con salida de balón son los que hacen falta. Falta al adversario, se entiende. Entiéndeme es una expresión algo odiosa. Diosa se utiliza para halagar a las mujeres. Mujer es un sustantivo que se utiliza demasiado como adjetivo. Adejtivo calificativo femenino singular. “Singular” es una forma de llamar a algunos edificios y en Zaragoza, visto lo visto, tenemos de ese tipo el Pilar y poco más. Más es menos. Menos es más.

Columna publicada en Heraldo de Aragón el jueves 22 de agosto de 2013

lessmore

A mi ahijado Pablo

Que no te inoculen el miedo. No te asustes, Pablo. No escuches a los adultos cuando hablan de la crisis. Cuando se pase el vendaval, se quedarán bloqueados y se aburrirán. Hay dos formas de ver la situación: a corto y a largo plazo. A corto plazo puede que tengan algo de razón, pero a largo no. El mundo es mejor y mejora día a día. Vamos progresando poco a poco, ya no nos dejamos engañar tan fácil. Tenemos cada día más medios para escapar del rebaño.  Es mejor tener objetivos grandes. Que no te mareen con los idiomas. Vete si quieres, pero si quieres quedarte, quédate. Las raíces también son importantes. Unos te dirán que el mundo es global y que mandes tu curriculum a Wisconsin. Otros te dirán que tu tierra es única y diferente y que debes protegerla por encima de todo. No hagas demasiado caso a ninguno. Haz tu camino. Fíjate en tus padres y en tus abuelos. Aunque alguna vez no los entiendas, son los mejores. La familia es importante, es tu refugio. No es algo blando, ni sentimental. Dentro de unos años, te darás cuenta de cuánto te quieren tus padres. Empieza a saberlo cuanto antes y actúa en consecuencia. Eres un chico. No pienses cuando no haya que pensar. Te vendrá bien. Te ahorrarás problemas y ayudarás a los demás. No te dejes depilar la mente. Solo el entrecejo y si la chica merece la pena. Lee todos los libros que puedas y procura que no sean los que  más se venden. Te ayudarán a ser diferente y a no depender demasiado de las modas. También te servirán para sacar billete en el viaje más importante de la vida: el viaje hacia el interior.  Usa la libertad para que no la usen otros por ti y, sobre todo, Pablo, perdóname este rollo y no hagas nunca demasiado caso al pesado de tu padrino.

Columna publicada en Heraldo de Aragón el miercoles 14 de agosto de 2013.

pablo ahijado

Hazte político

 

Hazte político. Hazte cura. Hazte monja. Modernízate. Moderniza. Sé ejemplar. Vende el piso de Salou y dona el dinero a los pobres. Revoluciona. Evoluciona. Acaba con los problemas en dos tardes como un superhéroe. Contenta a todos, queda bien con todos. Sonríe, no tengas un mal día. Viaja. Pega carteles. Haz campañas electorales en pueblos pequeños. Habla en el pabellón para cuatro personas. Supera la vergüenza ajena. Soporta a los “compañeros y compañeras” que te pondrán la zancadilla. Renuncia a tus días de fiesta. Memoriza el argumentario. Soporta que te llamen corrupto, cara dura, pederasta y otros amables insultos.  Hazte el tonto y el majo ante los periodistas. Asume que las conversaciones sobre la trascendencia del ser humano acabarán reducidas a una superficial discusión sobre condones en África.  Soporta con paciencia a los chupatintas que se te acercarán para pedirte algún favor. Cuando tu conciencia ya no te permita seguir en el cargo, déjalo y búscate la vida fuera.  Cree en la democracia y en el sistema. Cree en la Santísima Trinidad y háblale mentalmente a una caja que contiene unos trozos de pan en los que tú crees que está Dios, el creador del Universo. Repite frases complicadas como “cordero de Dios”. Lee libros ancestrales. Entiende que otros no entiendan y que la fe queda fuera del debate.  Asume que conceptos como el yoga, el karma, los chakras y la energía positiva tienen mejor prensa que tu fe. Pasillea. Queda bien con tu jefe. Entra en la lista. No digas lo que piensas. Estamos en crisis. Es el momento. Atrévete, cruza la línea y trata de cambiar tú las cosas desde dentro. Parece que tienes las ideas claras. Si no, sigue mirando desde la barrera y piensa un minuto antes de repetir las mismas tonterías de siempre.

Hace falta una moneda de 5 euros y no un billete

Se acaba de presentar el nuevo billete de 5 euros en el que aparece una diosa griega. Se da la paradoja de que Grecia está como está. Se habla del color, la seguridad y demás asuntos que resultan interesantes y pintorescos.

Dejo links a Expansión y BBC que resumen la cobertura informativa del hecho con el corta pega generalizado de todos los medios en el que se convirtió hace tiempo la información en internet.

Mi impresión es que el billete de cinco euros no es demasiado útil actualmente y que su valor real se ajustaría más a una moneda. En España tuvimos una moneda de quinientas pesetas que funcionaba bien. Si  la buena marcha de la economía depende del crecimiento, resulta lógico que el billete se quede pequeño y se adapte mejor la moneda.

Una moneda de cinco euros sería muy útil en cafeterías, supermercados y tiendas y es posible que fomentara el consumo ya que su circulación sería más alegre en la economía de pequeña escala.

5-euros

En Francia se ha hecho alguna propuesta al respecto. Señalan que la moneda es más duradera y más barata a largo plazo.

Por ahora, se han hecho monedas de cinco euros conmemorativas que cuestan treinta euros, lo que supone dar duros a treinta pesetas, algo poco rentable.

Por cierto, ya se están haciendo chistes con el asunto del parecido entre la diosa griega y el Ecce Homo de Borja. Los tontos no se cansan nunca.

 

Emprendedores

 

-A continuación,  el joven Leonardo Da Vinci nos presenta su proyecto de pintura. Es uno de los candidatos  a las ayudas para  emprendedores que ofrece esta institución. No trae dossier, ni power point, ni presentaciones en formato ipad. Buenos días. Explíquenos brevemente en qué va a consistir su proyecto.

-Quiero hacer el retrato de una dama.

-¿Así sin más? Explíquenos cómo sería, cuéntenos algún detalle. ¿Quién es la dama?

-Se llama Lisa Gherardini. Es la esposa de Bartolomeo de Giocondo. Quiero pintarla tranquila, mirando al retratista.

-¿Y cuál sería el valor añadido de su obra?

-No entiendo la pregunta. Mi obra sería honesta y verdadera.

-¿Tendría su proyecto valores de sostenibilidad y respeto al medio ambiente?

-Creo que tendría valores de humanismo. Eso es más importante que cualquier otra cosa. ¿No cree?

-La opinión del jurado no es importante ahora. Háblenos de las sinergias que su obra puede producir con otros emprendedores.

-Creo que todo el que la mire podrá disfrutar y enriquecerse en cierto modo.

-Entiendo. ¿Podría hacernos una breve exposición del impacto que su proyecto puede generar en las redes sociales?

-Mi proyecto generará un impacto, como usted dice, en el alma de las personas. Su expansión y divulgación no me corresponde a mí.

-Hay un asunto que no vemos claro. ¿Dónde está la innovación en este proyecto que nos presenta?

-La innovación está en la mirada personal. Mi forma de hacerlo es única e irrepetible.

-¿Estaría dispuesto a asistir a los diez meses de formación que le ofrece nuestro programa?

-Sí. Mi cuerpo estaría presente en sus aulas. No le puedo garantizar que mi mente asista también.

-Muy bien. Creo que ya está todo. Le llamaremos para confirmarle si ha pasado el corte.

-Gracias. Aquí les dejo un boceto por si lo quieren mirar.

 

 

Esperanza

 

Conviene fomentar la esperanza. Es necesario buscar razones para seguir viviendo. “El que conoce a los demás es inteligente. El que se conoce a sí mismo es iluminado”, dice el Tao. Necesitamos luz. No necesitamos listillos que estudian los errores de los demás y saben aprovecharse de ello. La pescadilla debe dejar de morderse la cola de una vez. El chocolate del loro tiene que servir para alimentar a unos cuantos que no tienen ni para comer. Hace un tiempo se hablaba de la globalización como un fenómeno curioso y simpático. Ahora, en cambio, se habla de los mercados que aparecen como los servidores de la nada que avanza comiéndose todo lo que encuentra. El que no tiene esperanza es fácil de dominar y quien tiene el dominio, tiene el poder. Cuando la esperanza falta hay presunción o desesperación. La presunción viene por exceso y la desesperación por defecto. La primera es propia de los poderosos y de los cínicos. La segunda suele pertenecer a los que lo pierden todo. La relación entre presuntuosos y desesperados es compleja y casi siempre destructiva. Es necesario fortalecer la esperanza para seguir adelante. Hay trucos interesantes para esto: dejar de ver algún telediario, alejarse de los cenizos que nos arruinan la vida, no dejar salir al enterrador que todos llevamos dentro, no pactar con la mediocridad y olvidarse de la política o dedicarse a ella sin medias tintas. La esperanza está rodeada de frases hechas que le arruinan el prestigio, pero lo cierto es que hay que ejercitarla como un músculo porque si no, se pierde. Además, hay que decidir dónde ponemos la esperanza y la ilusión. La vida es elegir quien te come la cabeza. Las informaciones recientes nos dejan clara una idea: la esperanza no es lo último que se pierde. Lo último que se pierde es la vida.

Columna publicada en Heraldo de Aragón el jueves 22 de noviembre.