‘Por tener audímetro en casa nos ofrecen desde una sandwichera a una PSP’

Entrevista en exclusiva a una persona que tiene audímetro de televisión en su casa

Siempre había escuchado que los audímetros son una leyenda urbana, que nadie conoce a alguien que tenga uno en su casa. Sin embargo, he encontrado a una familia a la que le han puesto audímetro en sus dos televisores. Amablemente, se han brindado a responder a mis preguntas. Algunas de las respuestas son muy sorprendentes. La foto es real.

 1. -¿Cómo se puso en contacto con ustedes la empresa de medición de audiencias y cómo se identificó? Vinieron una mañana y debieron  llamar a todos los pisos, pero la única que contestó fue mi madre que, casualmente, estaba de vacaciones ese día.  

2.- ¿Qué tienen que hacer ustedes cuando ven la televisión? Cuando se enciende la televisión, el aparato se pone en funcionamiento y pregunta “¿Quién está ahí?”, entonces con un mando a distancia hay que introducir los datos de las personas que están delante del televisor. Estamos registradas dos personas (las que vivimos en casa) y luego se añaden los invitados que puedan estar, según su sexo y tramo de edad.

3.- ¿Tienen tentaciones de “falsear” el audímetro dejando todo el día puestos los documentales de la 2? Sinceramente, no.

4.- ¿El aparato registra todos los canales de TDT o sólo las grandes cadenas? Pues la verdad es que no lo tengo muy claro. En una de las televisiones no utilizamos TDT porque tenemos “Digital +” y en otra no conseguimos ver nada bien desde el apagón, así que no la usamos.

5.- ¿Reciben alguna contraprestación por colaborar? Recibimos un catálogo con regalos que se consiguen a través de puntos que se obtienen según el tiempo de permanencia y que van desde una sandwichera a una PSP.  

6.- ¿Pueden hacer zaping con tranquilidad o les han indicado algo al respecto? No han indicado nada. Se puede cambiar de canal de la misma manera que antes de tenerlo.  

7.- ¿Ven ustedes la televisión con la misma tranquilidad de antes o huyen de la telebasura para no quedar mal? Vemos la misma programación que veíamos.

8.- ¿Saben cuánto tiempo tendrán el aparato instalado? Un máximo de cinco años.

9.- ¿Se sienten ustedes una familia tipo española? No sabría decirle.

10.- ¿Tienen algún pacto de confidencialidad? ¿Podría una cadena ponerse en contacto con ustedes para que dejen sus programas puestos? El facilitar nuestros datos a una cadena es una irregularidad que estaría, principalmente, en manos de la empresa. De todas formas, nadie se ha puesto en contacto con nosotras.