Archivo de la etiqueta: alienación

Entré en H&M

Entré en H&M buscando la verdad. Un tipo pijo me dijo que no sabía dónde estaba, que buscara en los probadores. Le hice caso. Una señorita me dijo que no la había visto en los colgadores de ropa probada. Decidí buscarla dentro de cada uno de los probadores. Cuando acababa de abrir la tercera cabina,… Leer más »

Entré en Panishop

Entré en Panishop tarareando una cancioncilla infantil. -¿Qué desea? -A usted, por ejemplo. -¿Perdone? -Quiero saladitos. Muchos saladitos. Quizá, todos los que tenga. -De acuerdo. -Los saladitos son el principio del fin. Son los culpables de la decadencia de Occidente. -¿Por qué dice eso? -Porque no saben a nada. Son masa rellena de no se… Leer más »

Entré en Sephora

Entré en Sephora pensando en la misión trascendental de la hache intercalada. Tenía sed y comencé a beber el líquido que había dentro de los innumerables botes de colorines que llenan las estanterías. Una señorita se acercó a mí y me dijo: -¿Qué hace? -Bebo. -Pero eso no está permitido. Está usted bebiendo perfume. -No.… Leer más »

Entré en Springfield

Entré en Springfield a robar perchas. Un equipo de “Aragoneses en Springfield” me abordó. -¿Qué echas de menos? -El jamón. -¿Piensas volver a tu tierra? -No. Al terminar mi intervención pregunté: “¿esto dónde lo ponen?” y la chica que me hacía las preguntas y el cámara que la acompañaba estallaron y se convirtieron en una… Leer más »