No escucharé a Mou ni a Pep

Ponle una nota, por favor
[Total: 0 Average: 0]

Han vuelto. Ya están en la tele. Al volver a ver sus caras, he tomado una decisión. En esta próxima temporada, solo voy a ver partidos de fútbol y goles repetidos en el telediario. No voy a escuchar a Mourinho ni a Guardiola. No haré reflexiones sobre dos formas distintas de liderazgo. Nada de ruedas de prensa ni  declaraciones. Nada de gestos en aeropuertos.  No escucharé a forofos metidos a periodistas. No veré cómo estos forofos se arrastran cuando les faltan al respeto y les ningunean. Tendré más tiempo. Estaré más tranquilo, seré más feliz y quizá más libre. Lo de la pasada campaña fue grave y bochornoso. Espero que no se repita. Sería interesante que algunos personajes que ocupan sillones y banquillos se dieran cuenta de que  tienen una gran responsabilidad formativa. También habría que pedirles que dejaran a un lado la mentira, el insulto y la falta de deportividad, y que prescindieran de poner sistemáticamente en práctica el aforismo nazi que dice que una mentira repetida acaba convirtiéndose en verdad. El futbolista debe ser  agradecido y ejemplar. Agradecido porque recibe mucho dinero y cariño por hacer un trabajo muy específico y ejemplar porque miles de niños le imitan y se fijan en él.  La situación se ha puesto tan tensa que parece que todos los aficionados imparciales deban tomar partido por uno de los dos equipos grandes y olvidarse de los demás.  El injusto reparto del dinero y el tradicional gusto por la bipolarización social de nuestro país hacen que el espectáculo del fútbol se haya convertido en un duelo de dos. En un país en el que la palabra centralismo produce sarpullido, practicamos el centralismo futbolístico sin ningún pudor. Así que esta temporada, trataré de ver más fútbol y menos circo. A ver si lo consigo. Lo voy a tener difícil.

3 thoughts on “No escucharé a Mou ni a Pep

  1. Adelante Tom Saldaña, eres el protagonista de la nueva película de la saga «Mision Imposible» Ojalá lo consigas. Olé por tu columna!! Lamentablemente a muchos les interesa todo lo que denuncias en el texto, por eso el fútbol está tan desvirtuado. Nadie repara en el juego, ni en formar a la gente con sus comentarios sobre la belleza y virtudes del fútbol. La autocrítica en estos equipos y su entorno murió hace muchos años. Todo vale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *