Louisiana va primero

Ponle una nota, por favor
[Total: 1 Average: 5]

 lousiana gustav

Por el maquinista            Foto: Gustav Choos

Crónica del Concierto de Lousiana del día 15 de octubre de 2009 teloneando a Amaia Montero.

Puntuales y elegantes, como si fueran de boda, se presentaron los cinco miembros de Lousiana ante el público del paseo de la Independencia. Nada de sms ni de correos electrónicos para mover al público. No hacía falta.  Público fresco para un mensaje fresco.

Lousiana tiene varios argumentos para dar guerra, entre ellos, los múltiples registros de voz de su cantante, las bellas armonías vocales, una colección de buenas influencias y el gusto por la buena música. El concierto, breve e intenso, salió bien. Fluido y sin grandes problemas de sonido. Lo mejor, la transmisión y no me refiero a la de oe, oe con el público, que tampoco es fácil, sino la transmisión de verdad, la de los sentimientos y las emociones que se esconden detrás de la música.

La música de Lousiana podría enmarcarse en el pop intimista con algún pretendido toque Folk que habría que matizar y trabajar con calma. Es, por tanto, una música de detalle que pierde mucho si se tira por el trazo grueso y la calle de en medio, sobre todo en la sección rítmica, algo que ocurrió en contados momentos. Lousiana no tiene un single para ir cantando por la calle, pero tiene paisajes sonoros interesantes. Quizá, habrá que buscar el punto medio y esperar un poco más de lo que piden las ganas para meterse al estudio.

Las guitarras acústicas están muy bien entendidas en Lousiana. No son un rasca y gana más, prescindible, como en tantos grupos, sino un elemento sonoro y, a veces, rítmico, que da color a las composiciones. El trabajo de guitarras resulta bien enfocado, sin estridencias y con elegancia, siempre muy pendientes de lo que el grupo necesita. Hablando de necesidades, es básico encontrar bases y programaciones que lleven la música de esta banda a un plano superior, sugerente e inquietante. Eso los convertiría en sorprendentes en una primera escucha. Además, la composición de los textos debe liberarse un poco del peso excesivo del poema, para dar paso a la letra musical, que es un género diferente. Parecido, pero diferente.

Después tocaba una rubia de San Sebastián. No me quedé. Hacía frío.

One thought on “Louisiana va primero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *