Entré en Massimo Dutti

por | 12 abril, 2011
Ponle una nota, por favor
[Total: 1 Average: 5]

Entré en Massimo Dutti. Una señorita se acercó a mí.

-¿Puedo ayudarle?

-No. Solo estoy mirando.

Salí de Massimo Dutti.

Entré en Massimo Dutti. La misma señorita se me acercó:

-¿Puedo ayudarle?

-No. Sólo te estoy mirando.

El tercer día, la señorita se acercó y me dijo lo mismo:

-Sí, puedes ayudarme- respondí.

Salí de Massimo Dutti, mientras la señorita prendía fuego al almacén.

Un pensamiento en “Entré en Massimo Dutti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *