Crisis y comisiones de investigación

Ponle una nota, por favor
[Total: 0 Average: 0]

Crisis y comisiones de investigación. Alguien tiene que ganar algo con esto. A alguien le tiene que salir rentable la crisis. La publicidad y el miedo los tienen gratis, la desconfianza está servida, la falta de fe en los políticos está en la calle. También su incapacidad para dar la talla en los malos momentos. A alguien le interesa que todo salte por los aires. De lo contrario, no hay quien entienda este lío en el que estamos metidos. Salen comisiones de investigación por todos los lados, malos gestos, malos augurios, cosas que huelen a chamusquina, corrupción, acusaciones rastreras y servilismo informativo justo cuando se necesita honradez, valentía y transparencia. Lo que les digo, alguien tiene que ganar algo con todo esto. Si no, como dice Barbeito, es que tenemos una cola más larga que la del paro: la desinvergüenzas.

One thought on “Crisis y comisiones de investigación

  1. La crisis sólo favorece a los que jugaron en bolsa a la baja y a los bancos que se van a quedar con LAS VIDAS de los hipotecados en paro (les embargarán el sueldo durante años).
    El dinero del gobierno entregado a los bancos es exactamente el mismo importe que la deuda que tienen con el exterior. Lo dedicarán a saldarla, pero no a prestar ese dinero.

    La corrupción favorece al gobierno, porque hace de cortina de humo y dice que «los otros serían peores».

    Los políticos trabajan para su partido y para los bancos, que financian sus campañas a fondo perdido. Pero no para ni por el ciudadano. Como mucho trabajan para tenerlo contento, pero no por él.

    La justicia está colapsada e inutilizada. Los sindicatos son partidistas y mudos. Los bancos firman hipotecas con garantía personal en lugar de garantía hipotecaria. Las empresas tienen costes laborales y fiscales brutales. Los ciudadanos pagamos impuestos para financiar estructuras burocráticas ineficientes y carísimas. La mitad de los trabajadores es mileurista. La natalidad está derrumbada. La gente come cada día menos y peor. No es una crisis económica, es una crisis absoluta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *