La antorcha olímpica

por | abril 11, 2008
Ponle una nota, por favor
[Total: 0 Average: 0]
¿Qué pasa con la antorcha olímpica? Nos preguntamos. Parece una vela de cumpleaños.Todos quieren apagarla. La antorcha está triste. Me la imagino ardiendo en soledad en la oscuridad de un almacén, preguntándose ¿Qué culpa tengo yo? El problema está en China y en la crisis con el Tibet, claro. Uno se pregunta ¿Quién mueve los hilos que hacen que determinada gente se movilice en contra de algo como el régimen chino que lleva siendo pérfido y antidemocrático mucho tiempo? No está mal la movilización. No digo eso. Lo que digo es que a los que mueven los hilos les interesa tener grupos de gente dispuesta a partirse la cara por apagar una antorcha con todo lo que ello significa. Otra cosa: la protesta coherente tenía que haberse hecho cuando se le dieron los juegos a China. Más aún, cuando China presentó su candidatura.

2 pensamientos en “La antorcha olímpica

  1. Anonymous

    Claro que sí. Ya era hora de que alguien lo dijera: allí es donde tenía que haberse producido la protesta y el rechazo. No se tenían que haber concedido unos JJ. OO. a China, ni se tendrían que mantener con ella ciertas relaciones, como viene sucediendo. Por otra parte, además de protestar por el Tíbet, a ver cuándo alguien protesta por que China hace en China con los chinos (no es un juego de palabras). No por ello ha de pisoteárseles, por supuesto, pero no olvidemos que el Tíbet de democrático también tiene poco (y que me perdone Richard Gere). Por desgracias no pude ir a la presentación del libro de Octavio a la Fnac, seguro que estuvo muy bien. Abrazos, Enrique.

  2. Anonymous

    Dejando aparte si el Tibet es una teocraia gobernada por el Dalai Lama (perfecta fusión entre lo temporal y lo trascendente, es decir que el gobierno político lo ejerce un lider religioso, aunque sea a través de un regente).La «Liberación» del Tibet por parte de los Chinos se hizo con la excusa de que era una provincia mas y que debian liberar al pueblo de la opresión de la religion. La archifamosa frase por todos citada de que «la religión es el opio del pueblo» justificaba esa acción.Todo pueblo tiene el derecho a decidir sobre si mismo (autonomía). La cuestión es que a china se le ha pasado mucho por alto. Me gustaria ver datos, informes de algunas organizaciones sobre los derechos humanos en china (ejecuciones, juicios sumarisimos, corrupción, explotación laboral, rapto de mujeres de Mongolia y Corea.. .).¿Por qué no se les para los pies?.Quizá ahora lo del Tibet sirva para que mas gente vea a China con otros ojos y despierten del sueño dogmático del comunismo, que no es sino un sustitutivo del «opio para el pueblo».El mitico J. G.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *